martes. 07.02.2023
VITICULTURA

José Luis Ferrer ofrece dos vinos para conmemorar las 90 vendimias de la bodega

La cuarta generación familiar, ya al frente del negocio, sigue apostando por la calidad como única via de futuro para los productos

La historia y la tradición marcan y mucho en las empresas con más solera de Baleares, más aún, si estan enraizadas en la tierra como es el caso de las Bodegas José Luis Ferrer. Se trata de una de las bodegas más antiguas de Mallorca y además una empresa innovadora que fue de las primeras en modernizar el proceso de producción de vino y adaptarlo a los nuevos tiempos.

 

Al frente de la empresa ya se encuentra la cuarta generación de la familia con los hermanos Maria, Oscar y Pepe Roses al frente que estan intentando dar un nuevo impulso al negocio con ideas nuevas y frescas pero siempre con la voluntad de continuar apostando por un producto de calidad como ha hecho en las últimas décadas su padre, José Luis Roses.

 

Maria Roses recuerda que en Mallorca "fuimos de los primeros en embotellar vinos y hacer blancos. La verdad e que tanta historia supone una responsabilidad por que pretendemos hacer las cosas con el máximo de rigor y calidad. Roses lamenta la crisis que estamos viviendo y que hasta el momento ya supone un año perdido. Tenemos muchas esperanzas en que este que iniciamos sea mucho mejor".

 

Según Roses "el vino mallorquín ha mejorado mucho su posicionamiento gracias a una apuesta generalizada de las bodegas por la calidad. De hecho nosotros constantemente nos estamos reinventando, creando nuevos productos y mejorando los procesos sin perder de vista nuestra tradición"

 

Precisamente en estos momentos y a pesar de las extrañas y difíciles circunstancias que vivimos la bodega celebra las 90 vendimias realizadas y para ello ha lanzado al mercado dos vinos nuevos de producción limitada que se pueden comprar en la tienda ubicada en la misma bodega de Binissalem.

 

Por una parte "hemos hecho una selección especial de dos vinos, un tinto 2016 cuyas variedades principales son la Mantonegro y la Callet, con unos 20 meses de crianza entre barrica y botella. Un vino muy especial con aroma a frutas maduras y sensaciones balsámicas y torrefactas ideal para cualquier tipo de celebración", cuenta Roses.

 

Por otro lado se ha lanzado también al mercado un espumoso, el primer millesime elaborado por la bodega, también del 2016, elaborado a base de la variedad autóctona Moll y cuyas principales características son una finísima burbuja y unas sensaciones cremosas fruto de la larga crianza".

 

Son dos productos muy especiales idoneos para estas fechas navideñas pero que encajan en cualquier celebración y época del año.

José Luis Ferrer ofrece dos vinos para conmemorar las 90 vendimias de la bodega
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad