martes. 21.05.2024

Endesa, a través de su filial de infraestructuras y redes, e-distribución, dentro del plan de mejora de 2023 de la compañía, ha duit a término un ambicioso plan de digitalización, refuerzo y adaptación de las instalaciones de la red de distribución, a las necesidades de presente y de futuro para facilitar la conexión de energías renovables en la red de distribución eléctrica de la compañía en las Islas Baleares.

La digitalización y la sensorización  de las instalaciones permite la mejora de los sistemas de captura de datos, de alarma y protección para adaptar las instalaciones a los nuevos retos que presentan las redes inteligentes para gestionar la generación distribuida de los nuevos parques de energías renovables, el autoconsumo, y la progresiva implantación de puntos de recarga de vehículos eléctricos.

 

Estas actuaciones, con una inversión de más de 8.900.000 euros, forman parte del plan que incluye la instalación de 180 nuevos interruptores con telemando de la red de media tensión (15 kV), así como la digitalización de los centros de transformación y distribución MT/*BT, además de la digitalización de las líneas de baja tensión con la instalación y renovación de nuevos cuadros de BT.
 

Los nuevos interruptores con telemando que se han instalado en la red de media tensión permiten realizar maniobras de operación a distancia. Desde el Centro de Control de la compañía se pueden accionar a distancia los dispositivos de las instalaciones sin tener que desplazar equipos sobre el terreno en caso de incidencias. De este modo se consigue reducir el tiempo en la localización de averías.


Por otro lado, Endesa ha instalado el 2023, dentro del plan para la digitalización de la red de baja tensión, 742 nuevos cuadros de baja tensión, dotados de la última tecnología, y 1.606 equipos de digitalización, dispositivos que proporcionan información de gran utilidad de la red de BT y sitúan las Islas Baleares en vanguardia tecnológica.

Por islas, en Mallorca se han instalado 122 nuevos interruptores con telemando, 505 nuevos cuadros de baja tensión y 1.005 equipos de digitalización, con una inversión de 6 M€; en Menorca: 4 interruptores con telemando, 152 cuadros de baja tensión y 404 equipos de digitalización, con una inversión de 1,1 M€; y en Ibiza y Formentera: 54 interruptores con telemando, 85 cuadros de baja tensión y 207 equipos de digitalización, con una inversión de 1,8 M€.
 

Para llevar a cabo estas actuaciones se han sustituido los cuadros de baja tensión (BT), y a la vegada, se han digitalizado los centros de distribución para la obtención de medidas de carga, tensiones e intensidades de los transformadores, entre otros.
 

Los nuevos cuadros BT son más robustos y seguros, además, tienen preparada la conexión para instalar grupos electrógenos, hecho que permite reducir los tiempos de intervención y afectación a clientes en caso de avería o trabajos de mantenimiento, que redundará notablemente en la calidad del suministro de los clientes de las Islas Baleares.
 

Endesa, con este tipo de actuaciones, trabaja para dotar las infraestructuras eléctricas de las últimas novedades tecnológicas con el objetivo de poder seguir ofreciendo un servicio de calidad a todos los clientes.

De este modo también se prepara la red para la electrificación de la economía, puesto que hace necesaria la digitalización de la red para integrar la incorporación de nuevos actores como la generación distribuida, el autoconsumo o la movilidad eléctrica, y el aumento del uso de la electricidad producida a partir de energías renovables con el fin de reducir el uso de tecnologías que emiten CO₂, la solución más eficiente y rentable para conseguir la neutralidad de carbono que quiere conseguir la Unión Europea.

Endesa prepara la red de distribución para afrontar la progresiva electrificación de la...