lunes. 27.05.2024

Hace unos días la conocidísima alpinista y empresaria Edurne Pasabán protagonizó una conferencia en el Teatre Principal de Inca. Con este motivo Economiademallorca tuvo la oportunidad de conversar con ella sobre deporte, mujer, empresa y motivación. Estas son sus reflexiones.

-En tu doble vertiente como deportista y empresaria ¿Qué paralelismos crees que existen entre ambos mundos?

-Tienen mucha relación. Durante estos años como deportista siempre he tenido un reto y un objetivo delante y en el mundo empresarial también funciona a base de marcarse retos y objetivos.

Además, en la montaña pasas por momentos complicados y de alta incertidumbre en los que tienes que gestionar equipos. En una empresa tienes que gestionar estos mismos momentos y tienes que liderar equipos. Esto significa también tener comunicación, crear ámbitos de confianza con la gente que te rodea. Todo ello es necesario en el mundo deportivo y en el empresarial también.

Lo que si me gustaría destacar es que siempre los objetivos que me he marcado los he podido conseguir trabajando en equipo.

-¿Crees que vivimos en un país en el que se dan suficientes facilidades a la gente que quiere emprender?

-Ser emprendedor y empezar un proyecto nuevo no es un camino facil a dia de hoy. Tenemos ayudas. Vivimos en un país en el que somos muy machacones con la gente que es valiente y quiere arriesgarse. Mira, para escalar mi primera montaña de 8.000 metros tuve que hacer cuatro intentos. En las tres primeras oportunidades fallé y no llegué a la cumbre. Al primer fallo ya me dijeron que lo dejase y que me dedicase a otra cosa. Es lo que pasa aquí. Es nuestro carácter.

Pocos emprendedores han acertado a la primera y aquí parece que si no tienes éxito a la primera, tienes que desistir. En otros países el gran emprendedor seguramente tres veces ha fallado como mínimo antes de acertar.

-Si tuvieras que dar algun consejo a alquien que quisiera emprender ¿Cual sería?

-Yo remarcaria el tener tesón y constancia y afan de superación. Es muy importante la capacidad de aprender del error. Esto nos cuesta a todos. Es muy complicado ponerse ante un espejo y enfrentarse a nuestras debilidades. Cualquiera que lo intenta una vez y no lo consigue, si es capaz de sacar el aprendizaje de esa ocasión a la próxima irá mejor o tendrá éxito.

-Tu has sido de las deportistas que ha conseguido romper los famosos techos de cristal. ¿Después de tu recorrido vital como ves la posición de la mujer tanto en el mundo de la empresa como en el del deporte?

-Estamos en el siglo XXI y aún estamos muy atrás en conseguir una igualdad real entre hombres y mujeres en el deporte y en la empresa. En el aspecto deportivo, aunque hay deportes como el futbol en el que la mujer empieza a estar reconocida a nivel económico, aún queda un salto impresionante para llegar a una igualdad efectiva.

Y en la empresa en los cargos directivos y consejos de administración aún hay pocas mujeres. Es un camino que tenemos que recorrer. Y esto no pasa por que no estemos formadas por que si vas a cualquier universidad seguramente los resultados de las mujeres son mejores o iguales que los de los hombres. Nuestra sociedad, para mi, no está preparada. Culturalmente llevamos arrastrando una cultura en la que la mujer a partir de los 30 años tienes que elegir en tu vida; o seguir tu carrera o tener una familia.

"Arrastramos una cultura en la que la mujer a partir de los 30 años tienes que elegir en la vida; o seguir su carrera o tener una familia"

-Entonces supongo que debes pensar que lo de la conciliación entre vida familiar y profesional es una quimera aún..

-Se habla de conciliación en el mundo empresarial y laboral y se empieza a aplicar por que las empresas son sensibles a ello especialmente las grandes multinacionales. Otra cosa son los autónomos o emprendedores que están prácticamente solos y lo tienen muy chungo. Por encima de ello pienso que se trata de una cuestión cultural y mental de fondo que tenemos que cambiar. Vamos a ver cuantas generaciones tendran que pasar más para que se dé este cambio real.

-Tu has destacado en un deporte muy minoritario como el alpinismo. ¿Has podido vivir de tu deporte?¿Qué tiene que pasar para que no todo el foco y la inversión económica se vaya hacia deportes como el futbol o el baloncesto?

-Lo más facil es culpar a los medios de comunicación pero estos comunican lo que la gente quiere recibir. Hay que hacer un equilibrio entre la demanda y la oferta. Hay que hablar más de otros deportes. De todas maneras esto esta cambiando poco a poco. Yo vengo en mis inicios de unos momentos en los que solo había dos canales de televisión. Ahora hay canales temáticos de surf, de mil deportes que esto genera audiencia. 

Yo tuve que vender que iba a ser la primera mujer del mundo en completar los 14 ochomiles. Yo te digo mañana que quiero escalar un 7.000 que es mucho más dificil que estas montañas, una hazaña descomunal y no encuentro ni un duro. No tengo ningún esponsor. No puedo permitirme decir voy a dejar un año de trabajar para dedicarme a una aventura en la montaña.

Al final hay que aplicar el marketing a todo lo que hacemos. Yo soy un producto de marketing en este sentido. Cuanto ya tengo 8 montañas de 8.000 metros completadas de las 14 que me marqué es entonces cuando digo que quiero hacerlas todas y es entonces cuando encuentro patrocinadores. Hasta entonces ni un duro.

"No tengo ningún esponsor. No puedo permitirme decir voy a dejar un año de trabajar para dedicarme a una aventura en la montaña"

-Vivimos en una sociedad en la que nos educan para el éxito y para triunfar ¿Qué opinas de ello y qué es para ti el éxito?

-Es cierto que nos machacan con ello. Queremos que nuestros hijos estudien para que tengan un buen trabajo y una buena posición social y económica. La sociedad ve el éxito de esta manera. Para mi el éxito no pasa por ahí. Para mi es que cuando haya finalizado su carrera profesional de toda una vida se sienta satisfecho y piensa que ha sido feliz. Es que vivimos cuatro días.

-

Edurne Pasaban: "Estamos muy atrás para conseguir una igualdad entre hombres y mujeres...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad