martes. 29.11.2022
EMPRESARIOS CON VALOR - ASIMA

Benito Cañellas: “El que ha resistido bien la crisis ha sido el que no tenía endeudamiento”

El actual propietario de Estructuras Metálicas Cañellas apuesta por la formación del personal y por dar un servicio de alta calidad a los clientes

 

Construcciones Metálicas Cañellas es una empresa familiar. Hoy en día está la cuarta generación al frente de la empresa. Trabajan en Baleares y en la Península. Benito Cañellas lidera una empresa que ha tenido un buen crecimiento y evolución tecnológica. No obstante, “seguimos ofreciendo un trato personalizado a nuestros clientes, aconsejándoles la mejor solución para sus necesidades y proyectos”, destaca Cañellas.

 

La empresa arranca con su abuelo, Bernardo Cañellas Vallespir que era herrero en Pòrtol. “Mi padre, Bernardo Cañellas Ramis amplía el negocio con el taller y se traslada al polígono Son Castelló en 1974. Abre más posibilidades de trabajo con estructuras metálicas, promociones de viviendas y naves industriales”.

 

Hoy en día está conformado en un grupo empresarial. En la actualidad además de seguir con la construcción metálica, alquilan naves industriales y viviendas. Cañellas destaca que “la parte de estructuras metálicas está en manos de la cuarta generación, con mi hija y mi sobrino María Cañellas y Bernardo Cañellas”.

 

La empresa en los primeros tiempos era artesana y con el tiempo puede afirmar que “el ochenta por ciento de las naves industriales de este polígono las hicimos nosotros. Fueron unos años de actividad incesante. Ahora la forma de construir ha cambiado”.

 

“Mi abuelo -señala- era un artesano de la herrería, hacía cuchillos, instrumentos de labranza, herraduras, lo que hacían los hereros en un pueblo. Al incorporarse mi padre, amplía la actividad de la empresa a la cerrajería y a la fabricación de las puertas metálicas. Más adelante empieza con las construcciones en hierro de estructuras pesadas, como naves industriales, edificios, chalés, todo lo que necesita una estructura metálica de gran tamaño”.

 

En la actualidad, el grupo empresarial se dedica a las estructuras metálicas y a la promoción de viviendas y naves. Benito Cañellas destaca que para levantar estas grandes estructuras metálicas se utilizan programas informáticos y robots. Las piezas van encajando como las de un mecano, con grandes tornillos. Un sistema de construcción que permite mayor rapidez y eficacia. 

 

Recuerda muy duros los tiempos de la crisis, pero como “estábamos muy bien posicionados, tuvimos muchos menos problemas”. Asimismo, destaca que “teníamos muy buenos clientes hoteleros que decidieron hacer ampliaciones y nosotros pudimos trabajar en estas obras de ampliación y mejora. También hemos hecho mucha vivienda de estructura metálica en chalés de lujo”. Este sistema permite una mayor rapidez, así como una construcción con más luz.

 

“En este tipo de construcción metálica, nosotros podemos recalcular la estructura, trabajar en el taller y así la construcción se hace más rápido. Puedes dar un mejor servicio. Es como montar un mueble de Ikea, las piezas vienen hechas y hay que montarlas. Nosotros compramos la materia prima y en estas instalaciones -de cinco mil metros cuadrados- las mecanizamos”. El montaje con este sistema es rápido y eficaz. El atornillado puede reducir los plazos de ejecución de forma importante. De esta manera “nuestros clientes pueden recibir más rápido el retorno de la inversión”.

 

Benito Cañellas resalta que todo el personal está altamente cualificado. “Todos nuestros soldadores tienen la formación más completa, disponen de todas las homologaciones necesarias para su trabajo. También la empresa establece continuos controles de calidad que garantiza una construcción perfecta”.

 

La empresa dispone de un personal altamente cualificado y “con una gran experiencia en su trabajo” a la vez que subraya que “nuestros equipamientos incluyen camiones grúa de gran tonelaje y plataformas elevadoras”. Con estos equipamientos podemos “ajustarnos a los plazos que requiere el cliente”. Hoy en día cuentan en la empresa con tecnología puntera. Pueden hacer el cálculo y modelaje de la estructura metálica en 3D.

 

Esta técnica “permite visualizar la estructura antes de construirla y de esta forma pueden realizarse los cambios y detectar fallos de diseño”. Con referencia a la eficiencia y sostenibilidad destaca que “compramos un material que ya viene con estas certificaciones. Tiene un control máximo porque se vende a toda Europa y a todo el mundo.

 

A pesar de todo eso, “para “Lo que vamos a ver a partir de ahora, lo que vemos ya, es que hay un crecimiento de la población y esta población necesita servicios, pero el crecimiento será moderado”.

 

"Habrá un crecimiento económico estable en los próximos años, sin grandes picos"

Pensando en el futuro, en el desarrollo económico del futuro piensa que habrá “un crecimiento muy estable. No habrá unos grandes picos de crecimiento. En los últimos años hemos tenido mucho trabajo porque muchos hoteles han hecho reformas. Esta actividad se reducirá un poco. Por otra parte, tendremos otros sectores que tiren de la economía, como la inversión en vivienda, en concreto la vivienda de lujo. Las empresas siguen necesitando instalaciones, naves e infraestructuras.

 

Afirma que los hoteleros siguen siendo unos buenos clientes. Esto se confirma con el dato de empleados de la empresa, unos setenta todo el año, a los que hay que añadir más contrataciones durante el invierno, época de reformas hoteleras. “Tenemos la suerte de trabajar para las grandes cadenas hoteleras que continuamente se renuevan”, señala.

 

Con referencia a trabajar en invierno, apunta que es una buena época para este tipo de trabajo. “Yo prohibiría trabajar el mes de agosto, porque con las temperaturas que tenemos, la gente que trabaja en el exterior no tendría que hacerlo. Nosotros -añade- cerramos tres semanas en agosto”. Volviendo la vista atrás asegura que: “Hemos pasado una crisis muy dura, muy dura. Ha habido empresas que han desaparecido. Los que nos mantuvimos, hemos de afrontar el trabajo de las que desaparecieron. La gran crisis ha servido para aprender. Hemos hecho los deberes.

 

"Tenemos la suerte de trabajar para las grandes cadenas hoteleras que continuamente se renuevan"

 

A partir de ahora deberemos no endeudarnos y no emprender proyectos desmesurados. El que ha resistido bien la crisis ha sido el que no tenía endeudamiento. El que tenía mucha necesidad de financiación, cuando se paró la posibilidad de acudir al crédito, tuvo las cosas mucho más difíciles. Si tenía mucha deuda y poca carga de productividad, poco trabajo y mucha gente en plantilla, no pudo resistir. Esta combinación fue letal para muchas empresas.

 

Ahora viene un nuevo reto derivado de la crisis sanitaria del coronavirus. Al respecto afirma que: “Si hay algo que la crisis de la Covid-19 nos ha enseñado a todos es que la vida da giros inesperados incluso para los más expertos, porque esta pandemia no la podía predecir nadie. Sin embargo, lo que estamos viendo, es la resiliencia y la capacidad de adaptación de personas y empresas. Con esfuerzo, sacrificio y sobre todo con muchas ganas de trabajar y avanzar, saldremos de esta crisis igual que ya lo hicimos de la anterior”.

 

Benito Cañellas ve necesario un gran conocimiento de las nuevas tecnologías y una preparación académica y práctica especializada por parte de sus directivos. Además, es fundamental la implicación por parte de sus empleados que deberán hacer una reconversión de sus conocimientos con una formación específica para cada cargo a desempeñar.

“Nuestras empresas tienen un hándicap muy importante, la insularidad”

“Debemos recordar -añade- que nuestras empresas tienen un hándicap muy importante, la insularidad. En este aspecto, afrontamos un horizonte incierto. Precisamos desarrollar los medios propios de nuestras empresas, a fin de poder solventar la insularidad”.

 

Hay que dar una respuesta “inmediata a los clientes sin depender de empresas exteriores, que son la causa de los costes que distorsionan el poder afrontar nuevas inversiones y ampliar los negocios”, subraya. Sobre cambios en la empresa señala que tendrán que ser las nuevas generaciones las que habrán de plantearse alguna modificación en el modelo de negocio. Piensa que la actual línea de trabajo puede mantenerse porque “hemos hecho un gran esfuerzo en modernización para poder dar un muy buen servicio a nuestros clientes”.

 

De momento no tienen pensado entrar en la obra civil. Aunque destaca que han trabajado para grandes empresas. Recuerda en especial que una de las obras que hicieron fue levantar toda la estructura metálica en el museo Es Baluard. Un edificio característico de esta nueva forma de arquitectura es la fábrica de Harinas de Mallorca. Entre los trabajos más destacados están el polideportivo de Quens College. Así como la reforma de los hoteles de Hipotels Playa de Palma, Iberostar Royal Cristina y Bahía de Palma.

 

Benito Cañellas señala que en la actualidad las diversas sociedades, cada una con su especialización, configuran un grupo empresarial con una diversificación de actividades. Además de tener empresas del entorno de la construcción y el turismo, tienen en Extremadura una explotación agraria dedicada a la cría de vacuno y cerdo.

 

En casa le inculcaron la cultura del trabajo y del esfuerzo, por tanto, ha dedicado muchas horas a la empresa. “Mi principal afición fue siempre trabajar. Desde los quince años mis padres me inculcaron un gran sentido del esfuerzo y devoción al trabajo. Pero tengo que decir que, incluso habiendo obtenido mucha satisfacción de mi trabajo, con la edad he aprendido a disfrutar de los placeres de la vida”.

 

En la empresa todavía hay cabida para impulsar muchos nuevos proyectos. Considera que una de las claves para mantenerse es la continua renovación y tratar de alcanzar la excelencia. Para ello, estar al día en materiales, técnicas y cualificaciones profesionales. La construcción metálica es una nueva forma de arquitectura, en la que se han formado las nuevas generaciones de la empresa. A partir del trabajo hecho, Benito Cañellas ya piensa en la que será la quinta generación de la empresa.

Benito Cañellas: “El que ha resistido bien la crisis ha sido el que no tenía...
Comentarios