domingo. 21.04.2024

Los empresarios baleares confían en el buen desempeño de sus organizaciones, a pesar de la incertidumbre que generan cuestiones como las tensiones geopolíticas, la elevada inflación o la incertidumbre política.

Así, el 82% considera que la situación actual de su compañía es buena o muy buena. De cara a los próximos 12 meses, el 58% de los encuestados cree que su empresa irá a mejor y solo un 4% cree que su organización evolucionará a peor a corto plazo, según el informe ‘Perspectivas Baleares 2024’, realizado por KPMG en colaboración con Confederación de Asociación Empresariales de Baleares (CAEB).

De este modo, las previsiones de cara a este ejercicio son especialmente positivas en materia de facturación, con un 82% previendo un incremento, frente al 71% de la media nacional. También se observa en las perspectivas de aumento de inversión (62%), 12 puntos por encima de la media de los empresarios españoles. Más comedidas son las previsiones de plantilla: el 38% prevé aumentarlas, dos puntos menos que la media nacional, aunque el 56% la mantendrá.

Ignacio del Río, socio responsable de KPMG en Baleares, valora que los buenos datos de Baleares en 2023, siendo una de las comunidades que registró un mayor crecimiento, consecuencia principalmente de los “excelentes resultados” del sector turístico, “que permiten a los empresarios baleares abordar 2024 con optimismo”. Aunque incide en que también “son conscientes de que el entorno económico y geopolítico sigue siendo complejo, por lo que es necesario seguir avanzando en su transformación para ganar competitividad y resistencia”.

Carmen Planas, presidenta de CAEB, ha señalado que “entre los principales retos que afronta el tejido empresarial balear están mejorar la productividad a través de la innovación, la digitalización y la formación, específica y de todos los niveles, para revertir la falta de mano de obra cualificada y lograr fidelizar el talento; también las políticas de acceso a la vivienda, que permitan la llegada de profesionales de diferentes sectores; y la apuesta irrenunciable por la economía circular”.

Al igual que en 2023, los directivos en Baleares se muestran más optimistas que el conjunto de los encuestados en España sobre la coyuntura actual de la economía española.

En este sentido, el 37% de los encuestados considera excelente o buena la situación actual, once puntos más que la media nacional (26%). Sin embargo, las previsiones para los próximos 12 meses son más negativas, el 51% de los directivos del archipiélago cree que evolucionará a peor, frente al 45% que así lo prevé de la media nacional.

En lo que respecta a la economía regional, el 64% de sus directivos califica la situación actual como buena o excelente, lo que supone un incremento de 16 puntos porcentuales respecto al año anterior. Sin embargo, las previsiones a 12 meses son más prudentes que en 2023: el porcentaje de aquellos que prevén que evolucionará a mejor se reduce en cinco puntos (pasa del 36% de 2023 al 31% de este año) y el de aquellos que creen que irá a peor se incrementa en siete puntos (del 13% del año pasado al 20% de 2024).

Estrechamente relacionada con el sentimiento económico, la preocupación por el alza de los precios se mantiene. Casi dos de cada tres encuestados (64%) afirman que el impacto del alza de los precios en sus márgenes de beneficios ha sido alto o muy alto. No es de extrañar que, al valorar los principales riesgos para sus empresas en este ejercicio, destaquen el coste de la energía y la volatilidad de los precios de las materias primas (ambas opciones con un 33%) junto con las tensiones geopolíticas (36%). Respecto a las amenazas para la economía española, les preocupa especialmente la inseguridad jurídica (47%) y la incertidumbre política (45%).

Apuesta por la digitalización, el talento y la inteligencia artificial

El binomio digitalización y el talento se afianza en las agendas corporativas de las compañías de los empresarios baleares. No solo son las dos prioridades estratégicas más comunes entre los encuestados, tal y como señalan el 73% en el primer caso y 65% en el segundo, sino también se marcan como los dos principales retos, con el 69% y 64%, respectivamente.

Estos datos ponen de manifiesto que los empresarios baleares son conscientes de la importancia de contar con las últimas tecnologías, pero también de que sin las capacidades y habilidades necesarias, la transformación no culminará con éxito.

En cuanto a la implantación de la inteligencia artificial generativa, el número de encuestados que prevé ponerla en marcha en su negocio en los próximos meses es el 42%, porcentaje que triplica al de las compañías que ya lo han hecho, que se sitúan en el 13%.

En lo que respecta a las competencias digitales, la nota que otorgan los empresarios y directivos baleares a la adaptación digital de sus compañías (6,8) se reduce una décima respecto al año anterior, mientras que la valoración de las capacidades de los empleados no experimenta cambios (6,5).

Sobre las previsiones de operaciones corporativas, los empresarios baleares se muestran ligeramente más activos con respecto a los datos del año pasado ya que el porcentaje de directivos que esperan cerrar adquisiciones en los próximos 12 meses es del 27%, cuatro puntos más que en la pasada edición.

El 82% de los empresarios baleares esperan aumentar su facturación a pesar de la...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad