sábado. 30.09.2023

El esfuerzo financiero de las empresas para asumir el coste de la deuda comercial se ha triplicado en el segundo trimestre del año debido al incremento de los tipos de interés y la elevada inflación, y ello a pesar de que el periodo medio de pago se ha reducido ligeramente.

Esta es una de las conclusiones del 'Observatorio de la Morosidad' elaborado por Cepyme y correspondiente al segundo trimestre de 2023, en el que detalla que ese periodo medio se sitúa en 81,3 días y supera en 21 el plazo máximo fijado por la ley.

El plazo medio de pago varía en función del tamaño de las empresas, alcanzando los 87,4 días en las grandes; los 83,9 en las medianas; los 79,4 en las pequeñas; y los 81 en las microempresas.

El coste financiero de la deuda comercial (ordinaria y morosa) ha aumentado a cerca de 2.400 millones de euros en el segundo trimestre, un 98,5% más alta que en el mismo trimestre de 2022 y "la cifra más elevada desde septiembre de 2009", según el estudio publicado este lunes. La deuda ordinaria ha ascendido a 1.291 millones de euros y la morosa, a 1.075 millones.

La patronal ha asociado el aumento de los costes financieros al encarecimiento del crédito por una subida súbita de los tipos de interés para nuevos préstamos de hasta 250.000 euros, que pasó de 1,8% en el segundo trimestre de 2022 a 4,6% en el mismo período de 2023.

La deuda comercial (ordinaria y morosa) ha subido en su conjunto este semestre, un 12% en el caso de las empresas medianas, hasta los 70.000 millones de euros, y un 5,5% la de las micro y pequeñas, hasta sumar 110.000 millones de euros.

Además, Cepyme ha revelado en su informe que el esfuerzo financiero del tramo ordinario de la deuda comercial se ha triplicado (1.291 millones de euros), un 201% interanual.

El peor incremento interanual lo han soportado las medianas empresas, con un 258% de alza, frente a la subida del 175% para las empresas pequeñas y microempresas.

La parte morosa de la deuda comercial también se ha elevado, hasta casi 1.100 millones de euros en el segundo trimestre, un 40,8% más que un año antes", según el estudio.

Según este informe, el sector de los servicios ha mantenido la reducción más acentuada de sus períodos medios de pago, hasta 73,5 días.

En la industria, el PMP se redujo hasta 77,3 días, el menor registro histórico del sector, mientras que en la construcción se ha ubicado en los 97,3 días, encadenando nueve trimestres consecutivos de descensos.

Durante el presente ejercicio, solo un 29,5% de las facturas de las empresas se han pagado con puntualidad, pero el porcentaje de facturas satisfechas a tiempo aumenta cuanto menor es el tamaño de la empresa.

"Las empresas grandes pagaron puntualmente el 14,2% de las facturas que recibieron, frente al 49% en el caso de las microempresas, el 46% en las pequeñas empresas y el 29,4% en las medianas", ha concluido el estudio. 

El esfuerzo financiero de las empresas para asumir el coste de la deuda comercial se...