domingo. 26.05.2024

La reforma de pensiones que ha cerrado el ministro de Inclusión, José Luis Escrivá, con la Comisión Europea permitirá a los pensionistas elegir entre el periodo de cómputo actual de 25 años o ampliarlo a 29 años pudiendo quitar los dos de peor cotización.

Esta será una de las propuestas que Inclusión detalle a patronal y sindicatos en la reunión de la mesa de diálogo social convocada a las 12.30 de hoy y en la que esperan avanzar en un acuerdo al menos con la parte sindical, según adelantan algunos medios y confirman fuentes gubernamentales.

Inclusión llega a la reunión tras haber logrado pactar el perímetro de negociación con la Comisión Europea y tener avanzado el pacto en el plano político.

Anoche, en declaraciones en la Cadena Ser, la secretaria de Organización de Podemos y secretaria de Estado para la Agenda 2030, Lilith Verstrynge, confío en cerrar un acuerdo sobre la reforma de forma inminente.

"Creo que sería una buena noticia", añadió.

Este último bloque de la reforma de pensiones forma parte de los hitos comprometidos con España para el desembolso del cuarto pago de los Fondos Next Generation.

En el calendario estaba previsto cumplir con esta reforma a finales de 2022 pero la complejidad de las negociaciones "a tres bandas", Bruselas, socios de Gobierno y sindicatos y patronal, ha dilatado los plazos.

Ampliar el periodo de cómputo, es decir los años que se tienen en cuenta para calcular la pensión inicial, se había convertido en el principal escollo de esta negociación.

Tanto los sindicatos como Podemos se habían opuesto a abordar una ampliación al considerar que supone de facto un recorte de la pensión inicial.

Desde la Seguridad Social habían hecho un primer planteamiento que pasaba por ampliar de 25 a 30 años este periodo pudiendo quitar dos.

Finalmente, parece que la reforma será más flexible permitiendo al pensionista elegir entre mantener el cómputo de 25 o ampliarlo a 27 años si compensa al pensionista.

La Seguridad Social aplicará por defecto el sistema que más beneficioso resulte.

Junto a este punto, la reforma incluye medidas para mejorar los ingresos del sistema empezando por un destope de las bases máximas de cotización, un elemento rechazado por la patronal que, previsiblemente, se descolgará del acuerdo.

Cálculo de las pensiones:  se podrá elegir el cómputo entre 25 años o ampliarlo a 29