jueves. 29.02.2024
La preocupación por el COVID-19 quedó a un lado y los españoles tienen ganas de disfrutar de la Navidad como hacía mucho. Diciembre ya huele a festivo, aunque los consumidores son mucho más reflexivos a la hora de comprar debido, en parte, a la situación económica del país que afecta a todos los bolsillos.

 

Según un estudio de Deloitte, un 67% de los españoles cree que su situación económica mejorará en un futuro y un 72% no se siente mal con el nivel de endeudamiento que tiene. Este endeudamiento viene marcado por los altos tipos de interés de la banca, la subida del euríbor y la inflación.

De hecho, cada vez son más las personas que recurren a préstamos sin intereses ofrecidos por entidades que no sean bancarias. Con ellos es posible aligerar cargas económicas mensuales que reducen drásticamente el nivel de vida de los españoles si se respetan los plazos de devolución.

Un 40% de los entrevistados dice que escatimará menos en las compras navideñas de este 2022. Entre las razones está el ahorro acumulado durante la pandemia y el hecho de no temer miedo a los pagos que están por venir. Esto impacta de manera positiva en los patrones de consumo.

Cómo serán las compras de diciembre

El mes estrella para las compras sigue siendo diciembre, aunque noviembre cada vez tiene más fuerza en el consumo motivado, quizá, por el Black Friday. Las fechas clave de este mes también ayudan a las compras, así que el Día del Soltero y el Ciber Monday suponen un volumen importante de gasto.

Además, cada vez es menos la población que espera a las rebajas de enero para hacer las compras; exactamente solo las pospone un 19% frente al 20% del pasado año. Según el informe Gasto estimado Navidad 2022 de Deloitte, cada español gastará una media de 634 € para estas fiestas, cantidad muy en línea con los 631 € del año anterior.

 

El ocio, la restauración, los regalos y la alimentación son, por este orden, las categorías que más gasto registran. El temor a una nueva oleada de COVID que obligue a un confinamiento repentino hace que los españoles prefieran salir a la calle y consumir fuera de casa.

 

Gasto en regalos y preferencias de pago

Aunque para los más pequeños de la casa las prioridades de regalos son los juguetes, la ropa y el calzado sigue gustando a niños y adolescentes. El dinero es otra opción y el entretenimiento digital (plataformas de streaming, juegos online…) ocupa la cuarta posición en cuanto a preferencias se refiere.

Los adultos, por su parte, siguen fieles a la ropa y calzado como primera opción seguidos de cerca por artículos de perfumería, cosmética, libros y otras aficiones. Un cuarto de todas las compras se hace ya por internet, pero las tiendas físicas empiezan a recuperar posiciones respecto a años anteriores.

Esta Navidad, los pagos seguros con móvil y digitales duplicarán su utilización, mientras que el efectivo recupera la posición de privilegio que perdió en la pandemia. Un 48% de los españoles utilizará el dinero físico para hacer sus compras, de manera que empieza a ser de nuevo un método de pago para tener en cuenta.

Las tarjetas siguen siendo una opción que nunca falla. El 45% utiliza las de débito para sus compras, mientras que el 36% se inclina por las de débito. Tanto unas como otras son muy utilizadas para todo tipo de transacciones.

En cuanto a dónde se prefiere comprar, las tiendas físicas capitanean la intención de gasto en un 75% de las situaciones. Los grandes almacenes son la opción preferida para comprar dispositivos electrónicos o productos de lujo, mientras que, para alimentación, cosmética y ropa se prefieren las tiendas locales.

La Navidad se resiste a la inflación, entre otros factores por el aspecto emocional, la extensión del gasto unos meses antes y las campañas de marketing. Los españoles parecen no estar dispuestos a sacrificar las fiestas, aunque este año toque apretarse el cinturón un poco más.

Cada español gastará de media de 634 € esta Navidad