sábado. 15.06.2024

El 65% de los trabajadores autónomos ha visto subir sus gastos casi un 20% desde 2022, aunque el 31,8% ha confirmado que su facturación ha aumentado, pero solo en el 4,4 % de los casos ha crecido más del 20%, según el XVIII Barómetro de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).
 

Durante la presentación del barómetro, el presidente de ATA, Lorenzo Amor, ha asegurado que si el año pasado el costo de la energía, las materias primas o los carburantes eran el gran problema para los autónomos, ahora lo son la inflación, los impuestos y las cotizaciones, al tiempo que los costes financieros empiezan a ser una dificultad.
 

"Los autónomos no notan una mejora de la economía española, es cierto que están facturando más, pero sus gastos se han disparado en un 20% y la actividad ha subido solo un 8%", ha afirmado Amor.
 

Además, Amor ha señalado que solo un 15% de los autónomos ha comunicado a la Seguridad Social su previsión de ingresos y que un 54,8% no van a hacerlo.
 

La explicación para ATA es que "con la subida de la base mínima de cotización de un 8,7%, ese 54,8% prevé que se van a quedar con la misma cotización".

LOS COSTES AUMENTAN PARA 8 DE CADA 10 AUTÓNOMOS

Los costes han aumentado para el 82,7% de los autónomos, mientras que un 12,1% ha afirmado que son similares y solo el 4,1% han experimentado una reducción.
 

El 38,9% de los autónomos ha respondido que su facturación en 2023 ha disminuido con relación al año pasado, mientras que un 26,5% ha afirmado que se ha mantenido igual.
 

Para un 91,5% de los autónomos han aumentado las cargas administrativas y las cotizaciones en los últimos tres años, además, un 48,6% ha considerado que la reforma de las pensiones perjudicará su competitividad, por eso la propuesta de ATA a los partidos ha sido la eliminación de trámites administrativos, junto a una reducción de los impuestos y las cotizaciones.
 

En esa misma línea, Amor ha anunciado que lo primero que pedirán al próximo Gobierno será que en los 100 primeros días se bajen las retenciones y los pagos de cuenta a los autónomos.

El incremento de los gastos por encima de sus ventas ha puesto en riesgo la continuidad de los negocios autónomos, de los cuales casi un 40% ha registrado un descenso en su facturación respecto al 2022.

Solo uno de cada cinco autónomos ha asegurado que su actividad ha crecido el último año, mientras que el 75% de los encuestados ha confirmado que está igual o peor que en 2022.
 

La morosidad, tanto pública como privada, ha afectado a uno de cada tres autónomos el último año, en concreto al 33,5%.
 

En la encuesta realizada por ATA entre el 24 de junio y el 5 de julio de 2023, para el 67 % la situación actual ha provocado un alza de los precios al consumidor.


Si se trata de valorar del 1 (el mínimo) al 5 (el máximo) las políticas del Gobierno en beneficio del colectivo, el 57,2% las ha evaluado con un 1 y un 20 % con un 2.


Para los autónomos las perspectivas de futuro no son halagüeñas, solo el 18,2% considera que su negocio crecerá, un 42,9 cree que su actividad se mantendrá, mientras que un 31,6% piensa que decrecerá. 

El 65% de los trabajadores autónomos ha visto subir sus gastos casi un 20% desde 2022