miércoles. 12.06.2024

La inversión en empresas emergentes españolas cayó un 49% en el primer semestre de 2023 hasta los 1.015 millones de euros tras firmar su peor trimestre desde 2020, en un contexto marcado por la incertidumbre económica y la bajada de la valoración de los gigantes tecnológicos.

Según los datos del Observatorio del Ecosistema de Startups de la Fundación Bankinter entre enero y junio de 2023 se cerraron 207 operaciones de inversión en empresas emergentes españolas, frente a las 241 que se registraron durante el mismo periodo del ejercicio anterior.

La inversión en empresas emergentes bajó un 46,2% en el primer trimestre de 2023 hasta los casi 660 millones a través de 104 operaciones, mientras que el segundo el descenso fue del 53% hasta los 355,6 millones, con 103 negociaciones.

El ecosistema emprendedor español firmó entre abril y junio su peor trimestre en términos de inversión desde el último de 2020, cuando todavía estaban vigentes las restricciones por la pandemia del coronavirus, después de encadenar un año a la baja.

De hecho, la inversión no ha parado de bajar desde el segundo trimestre de 2022 y se sitúa en niveles notablemente inferiores a los registrados durante 2021, cuando se firmó el mejor ejercicio desde que hay registros.

Una desaceleración que según el director de StartmeUP y M&A Tech de Deloitte, Mario Teijeiro, ha estado motivada por la guerra en Ucrania, la bajada en la valoración de los gigantes tecnológicos y la posterior quiebra de instituciones financieras relacionadas directa o indirectamente con el ecosistema global.

"Ese tipo de factores, ligado al incremento que habíamos tenido en los últimos años en las valoraciones de nuestras 'startups', hizo que el capital riesgo fuese más cauto y optase por una prudencia mayor", ha asegurado.

Unas causas que también señalaban South Summit y PwC en su informe de 2022, donde apuntaban a que el ecosistema emprendedor se vio afectado por la situación geopolítica y la incertidumbre macroeconómica.

Pese a este contexto, Teijeiro cree que se aprecian "vientos de mejora y opiniones más optimistas" de cara a final de año y el próximo 2024, debido fundamentalmente "a que algunos fondos han sido más cautos y han esperado a que los fondos se calmasen".

El valor medio de las operaciones que se cerraron durante el primer semestre del año se situó en 4,9 millones, lo que supone un descenso del 40,3% con respecto al mismo periodo del año anterior.

De hecho, entre enero y junio de 2023 se cerraron cuatro rondas de más de 50 millones de euros, frente a las ocho que se registraron durante el primer semestre de 2022, y tan solo dos de ellas superaron los 100 millones de euros, cuando un año antes eran cinco.

La principal fuente de inversión de las empresas emergentes durante el primer semestre de 2023 fueron los fondos de capital riesgo, con 380,74 millones, aunque su aportación descendió un 68% con respecto al ejercicio anterior.

Por su parte, los fondos corporativos invirtieron 289,7 millones de euros, un 29% menos interanual, y las operaciones de microfinanciación colectiva alcanzaron los 9 millones, la mitad que un año antes.

En el extremo contrario, la financiación del capital privado creció un 48% hasta los 158 millones y la de los vehículos de propósito especial (SPV) -que fue la cuarta fuente principal-, se multiplicó por 19 hasta los 107 millones.

En los seis primeros meses de 2022 la inversión extranjera disminuyó un 65% hasta los 254 millones y la inversión mixta descendió un 59% hasta los 421 millones. En el extremo contrario, la inversión local aumentó un 43% hasta los 340 millones.

Por sectores, las empresas de tecnología financiera ('fintech') y de seguros ('insurtech') acapararon la mayor inversión, con casi 155 millones, el 16% del total, tras descender un 28%, seguida por movilidad y logística, con 141,9 millones (-37%) y turismo y viajes, con 122 millones (-72%).

De los diez principales sectores por términos de inversión, tan solo tres (empresas clasificadas, de energía y marketing) consiguieron mejorar sus cifras con respecto a 2022, mientras que las de negocios y turismo experimentaron los mayores descensos.

Por empresas, las principales rondas de inversión durante el semestre las cerraron Fever (101 millones), Cabify (101 millones), Wallapop (81 millones), Solarmente (50 millones) y StudentFinance (39 millones).

En el caso de las desinversiones, se produjeron 31 operaciones que sumaron 980 millones, lo que supone un descenso del 22% en el volumen, pero del 40% en la actividad.

La inversión en empresas emergentes españolas cayó un 49% en el primer semestre