domingo. 26.05.2024

Este poco conocido país europeo ya lleva más de 20 años utilizando el DNI digital y casi 15 años de servicios digitales estatales en pleno funcionamiento. Se podría decir que Estonia es una sociedad digital, pues todos sus servicios públicos y empresariales son accesibles de manera online. Unido a este proceso digitalizador nace la e-Residency o tarjeta de identidad digital disponible tanto para residentes como para no residentes.  

Esto significa que cualquier ciudadano de la UE o del mundo puede darse de alta en Estonia mediante la e-Residency y crear una empresa. De hecho, ha sido tal la acogida entre emprendedores españoles que hay abogados para crear empresa en Estonia especializados en el proceso. LABE agobados son expertos en dar de alta Privat Limited Companies, que son la forma más común de empresa en el citado país.

 

Con un equipo de abogados mercantiles especializados, este bufete de abogados madrileño se encarga de asesorar y tramitar las altas de la tarjeta de identidad digital de Estonia, abrir cuentas bancarias y dar de alta empresas con esta modalidad. Una oportunidad única para crecer empresarialmente y beneficiarse de los beneficios fiscales de Estonia, donde el impuesto de sociedades es cero.

 

Ventajas de la e-Residency

Una vez dados de alta en la e-Residency se obtendrá un certificado electrónico y una tarjeta chip, con los que poder firmar autorizaciones y documentos necesarios. Con dicho kit digital se podrá acceder a los servicios públicos y empresariales estonios. El ahorro de tiempo, la comodidad y la sencillez de uso son las primeras ventajas con la que nos encontramos a la hora de crear una empresa a través de este entorno digital.

 

Por otro lado, una vez creada la empresa, se puede elegir la residencia fiscal, es decir, se puede optar por tener residencia fiscal en Estonia y beneficiarse de los beneficios fiscales de este país, o se puede elegir seguir teniendo la residencia fiscal en España y seguir pagando impuestos en el país de origen, algo que sin duda sería lo más ético, pero ahí la decisión es de quien crea la empresa y lo que se propone hacer con ella.

 

Por otro lado, los autónomos y las pequeñas empresas se encuentran con la ventaja de que el impuesto de sociedades en Estonia es del 0%, por lo que multitud de startups optan por acogerse a este sistema. Tanto es así, que actualmente hay 101.000 e-residentes en Estonia, según Katrin Vaga, Head of PR del programa gubernamental e-Residency. Un número que no para de crecer día a día.

 

No en vano, Estonia ocupa la sexta posición a nivel mundial en cuanto a ecosistemas de startups emergentes. Y es que el proceso es muy sencillo, solo hay que registrarse en el programa e-Residency, esperar aprobación por parte de la Agencia de Policía y Guardia de Fronteras de Estonia, y una vez recibida la aprobación, dirigirse a la embajada de Estonia más cercana a recoger el kit digital para comenzar a utilizarlo. O eso, o dejarlo en manos de abogados especializados que se encargarán de todos los trámites, incluyendo los posteriores, como la apertura de cuentas bancarias y la creación y alta de sociedades.

 

Con el proceso ya terminado, solo hay que elegir dónde se establecerá la residencia fiscal. Si se opta por pagar impuestos en Estonia, la ventaja es acogerse al beneficio de que Estonia tiene como medida de incentivación al emprendimiento un impuesto de sociedades del 0%, siempre y cuando los beneficios se reinviertan en la misma empresa. Si se reparten o retiran dividendos se pagará el 20%, que es más o menos la media europea.

 

Está claro que, en cuanto a competitividad fiscal, Estonia es la que mejor sistema fiscal, pues no contempla impuesto de sociedades, pero tampoco impuestos sobre el capital ni impuesto de sociedades, ni siquiera sobre transmisiones patrimoniales. Todo ello como una herramienta para fomentar el espíritu emprendedor entre sus ciudadanos. Que, a su vez, ha atraído a miles de emprendedores de fuera de sus fronteras.

 

Para quién es útil la e-Residency

Si bien cualquier empresa puede beneficiarse de la residencia digital estonia, son verdaderamente las empresas con productos o servicios digitales con clientes a nivel europeo las que obtendrán un beneficio real de este programa. Una empresa española, por ejemplo, cuya actividad sea la venta de bienes físicos en el territorio español, difícilmente se va a beneficiar de la tarjeta de identidad digital estonia.

 

Los autónomos y empresas que tengan como objetivo llevar a cabo proyectos globales o a nivel europeo, startups de software o innovaciones empresariales, y todo lo relacionado con productos y servicios digitales a nivel global, son las empresas que realmente van a poder sacarle provecho a esta iniciativa estonia. Podrán firmar online, documentos y contratos, pagar impuestos, etc., es decir, administrar su negocio desde cualquier parte del mundo.

Estonia, la Silicon Valley europea