sábado. 22.06.2024
El Banco Central Europeo (BCE) dará previsiblemente mañana, jueves, el pistoletazo de salida a los recortes de tipos, con una bajada de 25 puntos básicos hasta situarlos en el 4,25%, casi dos años después de iniciar su ciclo de endurecimiento por la escalada de la inflación, según los analistas.

 

El Consejo de Gobierno del organismo se reúne mañana en Fráncfort después de varias semanas en las que sus miembros han apuntado a una posible bajada del precio del dinero e incluso al nivel de recorte.

"Hemos sido muy transparentes sobre la decisión en la reunión de junio. Y estamos adoptando un enfoque prudente, que abogaría a favor de una reducción de 25 puntos básicos", afirmó el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, en una entrevista a finales de mayo.

Por ello, tanto los analistas como el mercado descuentan esta reducción de los tipos de interés, que actualmente se encuentran en el 4,5%, mientras que la facilidad de crédito -la que presta a los bancos a un día- se sitúa en el 4,75% y la de depósito -que remunera el exceso de reservas a un día-, en el 4%.

"Un recorte en junio está totalmente descontado", destaca la analista de MFS Investment Management, Annalisa Piazza; mientras que el director de inversiones financieras de Mutualidad, Pedro del Pozo, pone el foco en que el BCE cumplirá con lo anunciado para no perder credibilidad.

De producirse, sería el primer recorte de tipos que el BCE realiza desde marzo de 2016, aunque entonces redujo el precio del dinero desde el 0,05% al 0%; mientras que ahora lo dejaría en el 4,25%.

Posteriormente, el banco central redujo en 10 puntos básicos, hasta el -0,5%, la tasa de depósito en septiembre de 2019.

En cualquier caso, este será el primer descenso desde que comenzó su ciclo de endurecimiento de la política monetaria por la escalada de la inflación, con 10 subidas consecutivas entre julio de 2022 y septiembre de 2023.

Dudas en los siguientes pasos a seguir

La decisión del BCE llegará después de que la inflación en la eurozona aumentara en dos décimas en mayo con respecto a abril, hasta el 2,6%; mientras que la subyacente -que excluye los precios de la energía y los alimentos frescos por ser más volátiles- subió en la misma medida, hasta el 2,9%.

A ello se suma que los salarios negociados en la eurozona crecieron un 4,69% en el primer trimestre, al tiempo que el PIB de la región superó la recesión técnica al aumentar un 0,3% entre enero y marzo, lo que hace que los analistas duden sobre los siguientes pasos a seguir.

"La clave no está en la bajada de tipos de esta semana, sino en cuál será la senda de actuación del BCE de cara a las siguientes reuniones", asegura la jefa de renta fija de Ibercaja Gestión, Cristina Gavín; mientras que desde Muzinich & Co apuntan a que los recortes "podrían no ser tan frecuentes como se preveían a principios de año".

En este sentido, la presidenta del BCE, Christine Lagarde, ya señaló hace unos meses que, tras la primera bajada, no se podrían comprometer de antemano a seguir una senda concreta en este ámbito.

En la actualidad, los analistas de Allianz Global Investors, Carmignac, MFS o AXA IM coinciden en apuntar a que el BCE llevará a cabo dos recortes de tipos más para el resto del año, aunque no descartan que se produzca uno más.

 "Nuestra previsión de dos recortes de 25 puntos básicos de aquí a finales de 2024 nos parece muy razonable, pero no descartamos tres recortes", señala el director de inversiones global a renta fija de Allianz Global Investors, Franck Dixmier.

Por su parte, AXA IM apunta a dos recortes más en septiembre y diciembre, mientras que Lazard asegura que se bajarán los tipos en 60 puntos básicos para final de año.

Además, el gestor de renta fija de A&G Germán García pone en relieve que será relevante también la evolución de la política monetaria en EE.UU., ya que el BCE se adelantará a la Reserva Federal (Fed) a la hora de bajar los tipos.

Junto con su decisión de política monetaria, el organismo publicará sus previsiones actualizadas de inflación y crecimiento económico, después de que en marzo recortara tanto el avance de la economía como la subida de los precios.

En este sentido, García apunta a que probablemente el BCE revisará "ligeramente al alza tanto las expectativas de crecimiento como de inflación, lo que no dará certidumbre sobre las futuras bajadas de tipos".

El BCE comenzará a bajar los tipos dos años después de iniciar su ciclo de endurecimiento
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad