domingo. 16.06.2024

Baleares todavía no ha ejecutado el 43,58% del presupuesto correspondiente a los Fondos Estructurales y de Inversiones europeos del 2014-2020. La cantidad sin ejecutar alcanza los 362 millones de euros, dentro de los 831 millones que se le concedieron a la comunidad balear dentro de los fondos estructurales 2014-2020.

Esto significa que esa partida presupuestaria todavía no tiene proyecto o bien, está dentro de un proyecto que no se está llevando a cabo. Extrapolando este dato a todo el Estado, España todavía no ha materializado 32.000 millones de euros de los 75.000 millones correspondientes a esos fondos, lo cual representa el 43% del total de la partida, convirtiendo a España en el país con peor porcentaje de tasa de absorción de los fondos de toda la Unión Europea. 

La gravedad de los datos no reside solo ni en la cuantía ni en el porcentaje, si no en el hecho de que el plazo para absorber los fondos finaliza el 31 de diciembre de este año. A pesar de que los fondos estructurales cuentan con una regla (regla n+3) que permite declarar gastos relativos a los proyectos hasta tres años después del periodo, el Estado muestra unos datos que le ponen a la cola de la UE, y con apenas 5 meses que permitan revertir la situación. 

Volviendo al contexto de la comunidad insular, se han ejecutado poco más de la mitad de esos fondos estructurales 2014-2020. Además, hay 68 millones de euros que no se han destinado a ningún proyecto, un 8,2% del presupuesto.

Desgranando los datos aportados por la Comisión Europea, la actuación de las Islas Baleares respecto a los fondos procedentes del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) son los más satisfactorios, con un 73% del presupuesto ejecutado. Los datos son más pesimistas con respecto a los otros fondos estructurales, el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y el Fondo Social Europeo (FSE). En el caso del FEDER, se ha destinado el 87% del presupuesto, aunque solo se ha ejecutado un 52%. Los datos del FSE reflejan que se ha destinado casi la totalidad de la partida presupuestaria (97%), aunque solo se han ejecutado el 53%.

Las cifras mostradas hasta ahora corresponden a los fondos estructurales del periodo 2014-2020, sin embargo, ya se conoce la partida presupuestaria con la que contarán la Islas Baleares para el periodo 2021-2027, a raíz del Acuerdo de Asociación aprobado el pasado de diciembre. En esta nueva etapa, las Islas Baleares percibirán 247 millones de euros del FEDER y 170 millones del Fondo Social Europeo + (FSE +).  

Juanma Revuelta, CEO de Finnova, apunta a varios factores que explican la baja absorción de los fondos, señalando la falta de foco político sobre este asunto. Revuelta expone como ejemplo de este fenómeno que la baja tasa de absorción no ha sido un tema de campaña ni en las elecciones autonómicas ni municipales del pasado 28 de mayo, ni en las generales del 23 de julio. En esta línea, Revuelta afirma que ha habido una falta de priorización a nivel gubernamental en todos los niveles, hecho que explica la baja tasa de absorción de los fondos.  

  

Otra de las razones que Revuelta destaca es la falta de programas para instruir a los gestores públicos y a los funcionarios en estos ámbitos, un hecho que dificulta la tramitación que conllevan las ayudas. Revuelta reconoce que la gestión de esos fondos no es una tarea sencilla, por lo que “hay que dotar a los funcionarios de las herramientas necesarias para que puedan realizar de manera adecuada los trámites relativos a las ayudas”. Por último, Revuelta afirma que los instrumentos de partenariado público-privado tampoco están realizando una buena labor a la hora de comunicar las oportunidades que pueden ofrecer los fondos europeos para los ciudadanos.  

Los nuevos ejecutivos regionales van a tener que gestionar el dinero a utilizar de los fondos estructurales europeos correspondientes al periodo 2014-2020 y el correspondiente al periodo 2021-2027, sumado a los proyectos aprobados por medio del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR). El MRR es la herramienta principal de los fondos NextGenerationEU (NGEU), el instrumento de recuperación temporal para apoyar la recuperación económica de la pandemia de coronavirus, y constituye alrededor del 90% del presupuesto total de los NGEU. El Mecanismo de Recuperación y Resiliencia concede subvenciones y préstamos para apoyar reformas e inversiones en los Estados miembros de la UE por un valor total de 723.800 millones de euros. A fin de recibir fondos en el marco del MRR, los Estados miembros deben elaborar planes de recuperación y resiliencia. 

Baleares solo ha ejecutado el 56% de los fondos europeos entre 2014 y 2020