domingo. 14.04.2024



El pleno ordinario del Ayuntamiento de Ses Salines aprobó por unanimidad la Ordenanza reguladora de la instalación y funcionamiento de máquinas expendedoras para la venta automática de bebidas y alimentos.



El alcalde, Juan Rodríguez explica que “ante la problemática de molestias y revuelos que se producen a consecuencia del funcionamiento nocturno de estas máquinas que provocan la concentración de personas entorno a ellas, y dado que no había ninguna normativa sobre este tema desde el equipo de gobierno consideramos que es necesario regularlo”.

 

En este sentido se trata de evitar “la concentración de máquinas en un mismo espacio que acaben dando lugar a zonas de ocio y botellón no controlados”.



Así, la nueva ordenanza afectará únicamente las máquinas con acceso desde el exterior, puesto que las que se ubican en espacios cerrados no generan la misma problemática y su regulación viene marcada por la actividad principal del espacio donde están ubicadas.



De este modo la ordenanza establece los requisitos y condiciones técnicas de las instalaciones y establecimientos, como por ejemplo las que hacen referencia el aislamiento, los sistemas de protección de la màquinaria o la instalación de un sistema de detección y alarma contraincendios, entre otros.



Además, por norma general no se permitirá la instalación agrupada de más de tres máquinas y no podrá autorizarse una nueva instalación de una o varías máquinas a una distancia inferior de 300 metros. La ordenanza también establece una regulación horaria de funcionamiento del servicio entre las 08:00h y las 22:00h.



En cuanto a las máquinas propiamente dichas, estas tendrán que contar con las debidas homologaciones y disponer de las autorizaciones administrativas correspondientes. La maquinaria tendrá que incorporar un sistema de devolución de dinero y la recogida de los productos tendrá que ser accesible también para personas con movilidad reducida. Además, los productos alimentarios tendrán que estar etiquetados y envasados cumplint con la normativa vigente.

Ses Salines regula la venta automática de bebidas y alimentos