domingo. 26.05.2024

 

En España las ventas de productos y servicios online llevan un ritmo de crecimiento progresivo y constante. Buena muestra de ello es el informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que revela que este sector, a lo largo de 2016 en España, alcanzó una facturación de 24.185 millones de euros, lo que supone un 20,8% más que en 2015.

 

A la consolidación de este fenómeno comercial ha contribuido, sin lugar a dudas, el hecho de que el 71,2% de los hogares españoles cuente con acceso de banda ancha, según los datos de Eurostat. Y además, no hay que olvidar que España es el país con mayor uso de smartphones de toda Europa, al contar con un 93% de usuarios que navega a través del móvil.

 

Precisamente, algunas de las tiendas que han contribuido a alcanzar estas cifras se dedican a la venta de ropa, calzado y accesorios deportivos, si bien es cierto que este tipo de negocios online cada vez están más especializados, como es el caso de Planet Sports, un comercio  a través de internet centrado en la venta de artículos para la práctica de deportes de riesgo –náuticos, skate, snowboard o esquí- así como actividades al aire libre

 

Este tipo de pautas de vida unidas a que los deportes de acción están cada vez más de moda han dado lugar a que exista un público objetivo que demanda ropa para este tipo de prácticas, junto con la ropa urbana que también utilizan de forma habitual.

 

Y aquí es donde encuentra su nicho de mercado las tiendas multimarca, como Planet Sports, que cada día van escalando puesto en los índices de ventas gracias a que cuentan con firmas punteras como Volcom, Adidas, Nike, SB, Billabong, Vans, Etnies, Roxy, Quiksilver, O’Neill, Patagonia, The North Face o Burton, además de hacerse eco de otras tendencias como Bench, Naketano, Wemoto, Brixton, RVCA, Herschel o SuplyCo.

 

A esta variedad se suman también los accesorios como por ejemplo: gafas de Ray Ban o gorras de New Era, y posibilidad de acceder a la zona outlet y llevarse a casa ropa y complementos de primeras marcas a precios bajos.

 

En definitiva, supone contar con una tienda online de última generación con los diseños más actuales y que permite una experiencia de compra los más rápida y fácil posible gracias a las ventajas que posibilitan las nuevas tecnologías. 

Los cibercomercios, el negocio imparable