domingo. 05.02.2023

El Gobierno castiga a los autónomos: las nuevas cuotas de la verguenza

No me cabe en la cabeza de ninguna de las maneras. Por más que lo intento mi intelecto no alcanza a entenderlo. En un momento como el que estamos viviendo el Gobierno que dirige los designios de nuestro país plantea un nuevo sistema para las cuotas de los autónomos que supone, de facto, una subida en toda regla para la mayoría de ellos. Y no una subida irrisoria precisamente. 

 

Empecemos por el principio. Nuestros bien pensados gobernantes quieren cambiar el sistema de cuotas en el que la cotización vaya en proporción de lo que gana el autónomo. Hablando claro que aporte más al sistema quien más gana y quien hace crecer su negocio y su facturación.

 

Hasta aquí me parece lógico normal y comprensible. Comparto esta filosofía. Ahora bien, lo que no se puede hacer es pervertir el sistema encubriendo una subida impositiva enorme que llevará al Gobierno a recaudar más y seguramente a empobrecer y crear más dificultades al pequeño autónomo que tiene que luchar duro cada día para salir adelante.

 

Vayamos por partes. Con la propuesta realizada por el Gobierno el próximo año absolutamente todos los autónomos que ganen más de 1115,90 € al mes van a ver cómo les suben la cuota ni más ni menos que un 25% a partir de 2023. Así pasará de los 288,97 € actuales en el tramo que cotizan la mayoría de los autónomos a los 351'90 €. Un escándalo.

 

Pero es que si ganas más de 1.300 € mensuales la cuota en dos años se disparará a 413,10 €. Si eres de los que gana entre 1.500 y 1.700 € al mes esta cifra en tres años pasará a 474,30.

 

El Gobierno asegura que dos de cada tres autónomos pasarán a pagar menos. Que me lo expliquen por qué para pagar menos que en la actualidad en los tramos más bajos se deberá facturar mensualmente una media de menos de 900 €. ¿Y para estas cantidades quien se hace autónomo? ¿Quién puede sobrevivir como empresario o en autoempleo con estos ingresos?

 

Alguien debería decir a nuestros políticos que salieran de su despacho y pisaran calle. Que vieran las tremendas dificultades por las que está pasando este colectivo. Alguien debería decir a estos políticos que, si quieren fomentar el emprendimiento, el autoempleo, el que las personas nos generemos nuestras propias oportunidades y crear empleo, hay que poner las máximas facilidades, tanto económicas como burocráticas. Y esto no está sucediendo.

 

Quiero creer que estos mismos gobernantes persiguen el bien común y obran de buena fe. Quiero que acierten y tomen medidas adecuadas, pero en este caso se equivocan y lo hacen de forma clamorosa. Se está castigando a los autónomos y de qué manera. Por favor, trabájenselo un poco más. Rectifiquen. Ayuden a ponérselo más fácil a la gente.

El Gobierno castiga a los autónomos: las nuevas cuotas de la verguenza
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad