miércoles. 24.07.2024

Fundación Iberostar: 20 años al servicio de nuestras comunidades

Este año 2024 cumplimos los 20 primeros años de vida de la Fundación Iberostar que es una herramienta esencial para reforzar el compromiso de nuestra compañía con las comunidades que nos acogen y con el cuidado de sus entornos naturales.

En Grupo Iberostar trabajamos comprometidos con la sociedad y el medioambiente y la Fundación nos permite llevar ese compromiso aún más lejos a través de su amplia actividad. Hasta la fecha, la Fundación ha desarrollado 262 proyectos que han beneficiado a 378.752 personas en una historia que me gustaría hoy compartiros.

En 2004 teníamos la clara conciencia de que nuestra actividad debe promover un impacto positivo en la vida de las personas. Por eso, la primera línea de actuación de Fundación Iberostar fue la educativa, con la mirada especialmente puesta en los colectivos en riesgo social.

Anticipando uno de los problemas más graves de la historia reciente de España, nuestra Fundación promovió desde su primera hora actividades para favorecer el empleo juvenil y la formación de los profesionales del turismo trabajando en colaboración con instituciones públicas y privadas.

En el terreno de la exclusión social, nuestro primer proyecto con nombre propio "Aprenem Junts", se centró en la integración de niñas y niños con discapacidad y puso en marcha actividades y herramientas para que los centros escolares potenciaran la inclusión y la aceptación de la diversidad.

El trabajo de la Fundación pronto trascendió los límites geográficos de nuestra tierra de origen. Ya en 2005 extendimos la labor educativa a Guatemala, de la mano de la Fundación Rigoberta Menchú, a la India, apoyando a la Fundación Vicente Ferrer y a Brasil donde pusimos en marcha un centro de atención a más de 300 menores y a sus familias.

En 2008 Unicef reconocía el trabajo desarrollado concediendo a Fundación Iberostar un premio por su defensa de los derechos de la infancia. Y con Unicef hemos tenido la fortuna de seguir trabajando en numerosos proyectos educativos como “Tejiendo el mañana” para niños de Brasil o la rehabilitación de centros educativos y los proyectos de inclusión que hemos desarrollado en Cuba.

El crecimiento y la internacionalización del Grupo dilataron también los objetivos y la acción de nuestra Fundación. A la dimensión educativa sumamos dos nuevas líneas de trabajo. La primera, de investigación en proyectos relacionados con el cuidado y compromiso con el medioambiente y especialmente con los océanos, frente a los que se sitúan la mayoría de nuestros hoteles. Impulsado por el movimiento Wave of Change, Grupo Iberostar se ha convertido en un referente internacional de turismo responsable.

Desde la Fundación se ha potenciado esta segunda línea de trabajo mediante la creación de oportunidades de formación y apoyando iniciativas de investigación en ecosistemas y zonas costeras. La Cátedra Iberostar del Mar es quizá uno de los mejores reflejos de esta tarea. Desde 2018 y en colaboración con la Universidad de las Islas Baleares, la Cátedra fomenta la formación especializada en todos los campos relacionados con la investigación, la gestión y la conservación del medio marino.

Desde su creación, se han concedido 69 becas de investigación y se han financiado 5 proyectos relacionados con la salud costera y la investigación sobre las praderas de Posidonia oceánica en el Mediterráneo. La formación de talento capaz de cuidar el océano se suma así a la dimensión educativa sobre el océano que se concreta en los programas que ponemos en marcha este año en Mallorca y que vamos a desarrollar también en Aruba, donde nuestro nuevo resort acoge un espacio específico que permitirá fomentar la comprensión de la importancia de los ecosistemas, promover prácticas de conservación y sostenibilidad y establecer vínculos entre la comunidad escolar y sus entornos naturales.

La tercera línea de trabajo que potencia la Fundación Iberostar se centra en la promoción de iniciativas de turismo comunitario. El objetivo es empoderar e integrar a las comunidades locales en la cadena de valor del sector. Estamos apoyando experiencias de turismo comunitario fuera de nuestros hoteles y otras que acogemos en nuestros resorts y que impactan sobre la vida de más de 2.000 personas.

Este año hemos puesto en marcha nuestro primer proyecto de turismo comunitario en Marruecos que se suma a los que ya operaban en México y República Dominicana. Esperamos alcanzar los 36 proyectos en los próximos años, que ayudarán a mejorar la vida de más de 13.000 personas.

Carlos Gardel en su famoso tango “Volver” dice, con mucha razón, que 20 años no es nada. Es verdad que la Fundación Iberostar es una institución joven, que queda mucho camino por recorrer, que hay muchas personas que nos esperan. Siguiendo la letra del famoso tango, también yo “guardo escondida una esperanza humilde” de que los próximos 20 años nos permitirán continuar esta senda de trabajo para construir el turismo responsable que conforma nuestra visión.

Fundación Iberostar: 20 años al servicio de nuestras comunidades