lunes. 15.08.2022

Travel for Good, la nueva estrategia de sostenibilidad de Meliá

El Dia Mundial del Medioambiente es un buen momento para que cada uno de nosotros reflexione sobre cómo actuamos en nuestra vida cotidiana, con nuestro consumo de energía y agua, nuestra producción de residuos, y nuestra contribución en aspectos como la limpieza y preservación de espacios naturales, fauna o flora, etc., para combatir el cambio climático y la degradación de nuestro entorno.

 

Pero además del compromiso -fundamental- de los individuos, esta efeméride debe ser una buena oportunidad para que las empresas revisemos nuestra actuación frente al entorno medioambiental y el cambio climático. Como nos recuerda la Organización de las naciones Unidas, las empresas seremos los principales actores para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la llamada Agenda 2030, y nunca como ahora, las empresas habíamos tenido un reto medioambiental tan importante.

 

Además, el sector turístico, y muy especialmente el turismo vacacional – en el que Meliá Hotels International es líder- es especialmente sensible a las cuestiones medioambientales, por una parte, y por otra, nuestro sector tiene una especial responsabilidad frente al cambio climático.

 

Somos particularmente sensibles por cuanto los destinos turísticos vacacionales en los que nos ubicamos suelen estar situados en parajes naturales privilegiados, cuya degradación perjudicaría gravemente su atractivo, y la propia actividad vacacional depende en alta medida de los factores climáticos.

 

Y somos especialmente responsables, porque estamos presentes en espacios naturales protegidos o de alto valor, y porque tenemos un gran potencial de influencia, por una parte, mediante la formación y compromiso de nuestros colaboradores, (auténticos embajadores de la sostenibilidad) y por otra, a través de sensibilizar a los millones de clientes que cada año acogemos, sobre la importancia de cuidar nuestro entorno.

 

Por ello, en nuestra Compañía hemos desarrollado priorizado los aspectos medioambientales y la lucha contra el cambio climático en nuestra estrategia global de sostenibilidad, es decir, la “A” de las siglas “ASG” (ambiental, Social y Gobernanza), y creo que hoy es el día más apropiado para recordar los principales compromisos y líneas de actuación en este ámbito:

 

Nuestra estrategia de sostenibilidad se enmarca en el lema “Travel for Good”, y con ella perseguimos convertirnos en una buena empresa para el mundo, con un triple objetivo: económicamente viable, socialmente beneficiosa, y ambientalmente responsable. Para alcanzar este último objetivo nos focalizamos en 5 grandes ámbitos que afectan a nuestra gestión:

 

.- Construcción (y mantenimiento) sostenible: el 100% de nuestros manuales de diseño y construcción incorporan estándares sostenibles, porque queremos reducir el impacto ambiental de nuestros hoteles desde el inicio y durante todo su ciclo de vida. En el verano 2022 abriremos en Menorca el hotel Villa Le Blanc de Gran Meliá, nuestro primer prototipo de hotel neutro en carbono: un ejemplo de cómo el turismo puede generar riqueza y empleo, reduciendo en su práctica totalidad los impactos negativos de su actividad.

 

.- Eficiencia energética: para avanzar hacia la descarbonización, en Meliá llevamos 15 años utilizando un sistema de gestión ambiental, denominado SAVE, que nos ha permitido medir y reducir significativamente nuestros consumos. Estamos completamente alineados con los compromisos de la Cumbre de Paris y las posteriores Cumbres del Clima, y en línea con ellas hemos incrementado nuestra ambición en materia de descarbonización, que nos marca actualmente un objetivo de reducción de mas del 70% de nuestras emisiones para el año 2035.

 

- Gestión del agua: sin agua no hay vida, y por supuesto, no hay turismo: la gestión sostenible del agua es hoy un reto global ante el cambio climático. Para controlar y reducir nuestra huella hídrica, monitorizamos el 95% de nuestro consumo de agua, lo cual, junto con las inversiones en instalaciones eficientes y la sensibilización de empleados y clientes, nos permite reducir nuestro consumo. Todos nuestros hoteles han sido evaluados en cuanto al riesgo de “stress hídrico”.

 

- Circularidad: como grandes consumidores de recursos, los hoteles vemos en la circularidad una oportunidad única para reforzar nuestro modelo de gestión sostenible, y la sensibilización de nuestros clientes. Para ello impulsamos iniciativas como la eliminación de los plásticos de un solo uso, la reducción del desperdicio alimentario, el reciclaje de residuos orgánicos y jabones, o la reutilización del agua, entre otras.

 

Contamos con un proyecto piloto en la isla de Mallorca, denominado “hoteles circulares”, en cuyo marco se recogen y cuantifican los residuos orgánicos generados en el hotel, se convierten en compost que se entrega al sector agrario de proximidad, cuya producción será después adquirida de nuevo por el hotel; todo el proceso es registrado y trazable mediante tecnologías blockchain.

 

- Biodiversidad: para preservar el ecosistema de los destinos, en Meliá aplicamos una visión holística, que incluye desde el propio diseño de los hoteles, integrado en su entorno,  cooperar con la preservación de la fauna y las especies autóctonas, la limpieza de espacios naturales, calas marinas etc, y desde luego, como vengo destacando, la formación de nuestros equipos y la sensibilización de nuestros clientes. Como reza nuestro propósito corporativo: “desde un presente responsable, hacia un turismo sostenible”.

Travel for Good, la nueva estrategia de sostenibilidad de Meliá
Comentarios