domingo. 25.02.2024

El Consell de Ibiza ha aprobado este lunes, a través del Consell Executiu, la modificación número 2 del Plan Territorial Insular (PTI) con la que se prohíben nuevas licencias del alquiler turístico en suelo rústico, ha informado la institución.
 

Es una de las principales novedades de la modificación y ha sido introducida para “poner freno a aquellas empresas de fuera que solo quieren especular con el suelo de Ibiza”, han explicado desde el Consell Insular.
 

La modificación pretende “cortar el cordón umbilical entre la actividad turística y la presión constructora en el campo”, ha destacado el conseller de Gestión del Territorio, Mariano Juan, quien ha recordado que Ibiza es “la primera isla que prohíbe el alquiler turístico en su suelo rústico, como norma general”.
 

Este cambio de paradigma elimina la posibilidad de turistificar hasta 11.000 casas de campo aunque incluye, como única excepción, las estancias de casas payesas anteriores a 1956 ubicadas en zona de protección ANEI.
 

Estas casas podrán alquilarse por habitaciones (con un máximo de 3 habitaciones) durante un máximo de 60 días al año, con la condición que el propietario viva en la casa. Esto permitirá, según el Consell de Ibiza, dar un estímulo en el mantenimiento del paisaje rural y etnográfico de Ibiza.
 

Se trata de una medida que ya estaba prevista en el Reglamento de Simplificación, pero no es aplicable en suelo Red Natura 2000 (LIC y ZEPA). En total, esta medida afecta a 1.000 casas payesas.
 

Por otro lado, la modificación del PTI permite la transmisión de propiedades entre familiares y cambia la situación “tan rocambolesca” del texto actual que impedía a sobrinos, nietos o hermanos transmitir las fincas familiares “y la única opción que tenían era venderla a capital externo”, ha explicado Juan.
 

El nuevo texto también incorpora la obligación del informe de la Comisión de Patrimonio para determinadas actuaciones en casas payesas en los municipios que todavía no disponen de catálogo, para evitar actuaciones que las desvirtúen de manera irreversible.
 

La modificación da incentivos al producto local y al artesanal para facilitar a los payeses profesionales la puesta en marcha de actividades agrarias complementarias para hacer rentables sus fincas.
 

Para ello, se elimina la obligatoriedad de la declaración de impacto territorial de la CIOTUPHA siempre que las actividades se desarrollen en construcciones legales ya existentes y se ligue a una persona profesional correctamente dada de alta.
 

Por otra parte, la modificación recoge la reclamación de los ayuntamientos para implantar aparcamientos disuasorios abiertos al uso público en las inmediaciones de los cascos urbanos, así como en suelo rústico, para dar servicio a playas o a lugares de alta afluencia de personas.
 

Además, en el caso de los aparcamientos urbanos, se especifica la obligatoriedad de solarizar el terreno para generar energía limpia.
 

Entre otras medidas, destaca la obligatoriedad de instalar sistemas de reutilización de aguas en viviendas nuevas o viviendas que sufran una gran rehabilitación, ya sea en suelo urbano o rústico, y la obligación para estas construcciones de un certificado energético que tendrá que velar para que la nueva construcción sea lo más sostenible posible.
 

Por otro lado, los ayuntamientos no podrán expedir el documento final de obra si en la finca existe cualquier plantación tropical o de alto consumo hídrico.

La nueva normativa también tendrá en cuenta la idiosincrasia de la construcción de las casas payesas, computando de una manera especial sus muros, y permitiendo los porches tradicionales. Por otra parte, limitará la superficie máxima del sótano y su conjunto nunca podrá ser superior la huella de la nueva casa
 

Asimismo, la modificación incluirá una disposición que dará cobertura legal a una nueva normativa contra la contaminación lumínica de la isla de Ibiza.
 

Mariano Juan ha destacado que la modificación recoge las sensibilidades de toda la sociedad ibicenca, tanto sectores conservacionistas como de más desarrollistas, “apostando por un punto intermedio en aquellas cuestiones más sensibles, que permitirán que esta norma sea perdurable y dé seguridad jurídica a los propietarios”.
 

El presidente del Consell, Vicent Marí, ha destacado que esta modificación de la norma “demuestra un estilo diferente en la hora de gobernar”, en la que se da prioridad a la “negociación y la escucha, por encima de las imposiciones”. 

Nuevas restricciones al turismo: Ibiza prohíbe nuevas licencias de alquiler vacacional...