miércoles. 12.06.2024

El 53% de las empresas de la Unión Europea invirtieron en acción climática en 2022, según un informe publicado por el Banco Europeo de Inversiones (BEI), que eleva ese umbral diez puntos respecto a 2021.

"El aumento ha sido especialmente pronunciado en regiones como Europa Central y Oriental (15 puntos porcentuales más) y en las pequeñas y medianas empresas (11 puntos porcentuales más)", subrayó el BEI en un comunicado en el que precisa que su informe computa la inversión en eficiencia energética como parte de la acción climática.

Los datos de esa institución revelan que los productores "que hacen un uso intensivo de la energía tienen un mayor apetito por las inversiones climáticas que las empresas que no hacen un uso intensivo de la energía: el 48% de ellas está invirtiendo actualmente, mientras que el 57% tiene previsto invertir".

El informe refleja también que el 29% de las empresas se declaran optimistas sobre el impacto de la transición climática en su negocio, pero el 32% son pesimistas.

"Casi el 60% de las empresas europeas declaran que se enfrentan a riesgos físicos, mientras que sólo el 33% de ellas afirma haber tomado al menos una medida para proteger su negocio de esos riesgos", agrega el Banco Europeo de Inversiones.

Esa institución comunitaria añade que el 88% de las empresas de la UE "han adoptado medidas de mitigación del cambio climático, siendo las más populares el reciclaje y la eficiencia energética".

"El futuro de Europa depende de nuestra capacidad para transformarnos y adoptar las transiciones digital y ecológica. Esto exige una inversión audaz en la acción climática y la mitigación del cambio climático. Las empresas de la UE se han dado cuenta de que el cambio climático ya no es una realidad lejana", señaló la economista jefe del BEI, Debora Revoltella.

No obstante, la analista advirtió de que, en paralelo, "la continua incertidumbre está pesando mucho sobre las empresas de la UE y mermando su disposición a invertir en soluciones climáticas". 

Más de la mitad de las empresas de la UE ya invierten en acción climática