miércoles. 12.06.2024

Las variaciones imprevisibles y continuadas en el precio de la electricidad y del gas derivadas de las inestabilidades geopolíticas internacionales han obligado la Universitat de les Illes Balears a implementar nuevas medidas de ahorro y eficiencia energética.

 

Estas medidas priorizan las actuaciones que no requieren una inversión económica sustancial y producen efectos a corto plazo, en concreto: ventilación de los edificios, control de las condiciones de temperatura y optimización del uso de los edificios.

 

A pesar de las medidas implantadas el 14 de marzo de 2022, que han supuesto un ahorro del 31 por ciento en el consumo de electricidad respecto del mismo periodo del año 2021, el coste del gasto energético en la UIB ya ha superado, los 2 millones de euros: más del total presupuestado para todo el año 2022.

 

Estas nuevas medidas han sido discutidas con los representantes del personal de administración y servicios, del personal docente e investigador y de los alumnos, y se añaden a las acciones que desde el año pasado el equipo de gobierno de la UIB ha impulsado para hacer realidad una Universidad más sostenible y descarbonitzada, energéticamente autosuficiente, que reduzca los próximos años la dependencia de las energías no renovables y de los efectos económicos de la volatilidad del precio de la energía.


Entre las medidas que se implementarán ahora destaca que la climatización de los edificios se pondrá en marcha y se ajustará en función de las condiciones meteorológicas diarias, aunque a partir de las 10 horas se pondrá en marcha la climatización de todas las aulas donde se lleven a cabo pruebas de evaluación, y se garantizará la climatización necesaria para la seguridad de todas las instalaciones críticas y la continuidad de la actividad investigadora.



A partir del 13 de junio, las bibliotecas permanecerán abiertas hasta las 15 horas. Más allá de esta hora, los alumnos podrán utilizar la biblioteca del edificio Gaspar Melchor de Jovellanos y salas de estudio en el edificio Antoni Maria Alcover y Alcornocal. Así mismo, se abrirán salas de estudio en el edificio Antoni Maria Alcover y Alcornocal, el más eficiente energéticamente, durante los fines de semana.



A partir del 16 de julio, los edificios del campus permanecerán abiertos hasta las 15 horas, con la excepción de Son Lledó y de los edificios Antoni Maria Alcover y Alcornocal, Gaspar Melchor de Jovellanos y Guillem Cifre de Colonya, que cerrarán a las 18 horas. El resto de edificios mantendrán el horario habitual.

Respecto a las sedes universitarias de Menorca y de Ibiza y Formentera, se mantendrán los mismos criterios y horarios que se han aplicado estos últimos años.



Tanto el Vicerrectorado de Economía e Infraestructuras como la Gerencia llevarán a cabo un seguimiento continuado del impacto de estas actuaciones y de la sensación térmica en los edificios de la Universidad y harán ajustamientos periódicos segundos los resultados de este seguimiento.

 

La Universidad agradece el esfuerzo, el compromiso y el sentido de responsabilidad institucional de la comunidad universitaria, a la cual agradece igualmente que haya aportado propuestas para reducir el consumo energético de la Universidad. Algunas ya se han puesto en marcha y otros están pendientes de encontrar la financiación adecuada para poder llevarlas a cabo.

La UIB pone en marcha nuevas actuaciones de ahorro y eficiencia energética