sábado. 22.06.2024

La tasa de absentismo en Baleares repuntó cuatro décimas el año pasado, hasta cerrar en el 5,7%. En el caso del absentismo con incapacidad temporal (IT) el avance fue de tres décimas para cerrar con una tasa del 4,3%, según un análisis elaborado por Randstad con datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), que recoge una tendencia de repunte y crecimiento en este ámbito.

En el conjunto de España, el nivel de absentismo se situó al cierre del pasado ejercicio en el 6,5% de las horas pactadas, lo que representa cinco décimas más que el tercer trimestre de 2023 y cuatro décimas más que un año antes. En el caso del absentismo por incapacidad temporal (IT), la tasa en el cuarto trimestre del año pasado fue del 4,6%, también cuatro décimas superior al cierre de 2022, según la Encuesta Trimestral de Costes Laborales del INE.

Estos niveles de absentismo suponen que 1,4 millones de personas no acudieron su puesto de trabajo de promedio diario, de las cuales un total de 1,07 se encontraban de baja médica. Es decir, que unas 325.000 personas se ausentaron cada día de su puesto de trabajo sin justificación alguna a lo largo del cuarto trimestre de 2023, un 23,2% del total de personas que no fueron a trabajar.

“Se mantiene la tendencia al alza del absentismo laboral, un hecho que consideramos como un grave problema para las empresas españolas, porque eleva sus costes y acaba reduciendo su competitividad de manera importante en los actuales niveles”, asegura Valentín Bote, director de Randstad Research.

Entre los grandes sectores, al cierre del cuarto trimestre del año pasado, la industria era el que concentraba un mayor absentismo, con el 6,8% del total de horas pactadas, seguido del sector servicios, con una tasa del 6,6%, y en tercer lugar la construcción, con un 5,3%.

El análisis sectorial pone de manifiesto una gran dispersión respecto al absentismo: mientras que algunos sectores cuentan con un nivel reducido -hasta 12 contaban con una tasa por debajo del 4,3%- otros se enfrentan a un grave problema ante el número de horas perdidas. Así, los sectores con un mayor absentismo en el cuarto trimestre del año pasado son los servicios a edificios y actividades de jardinería (10,7%), las actividades postales y de correos (10,6%), las actividades y juegos de azar (10,5%), la asistencia en establecimiento residenciales (10,3%) y, en quinto lugar de la clasificación, las actividades sanitarias (9,9%).

Entre los grandes sectores, al cierre del cuarto trimestre del año pasado, la industria era el que concentraba un mayor absentismo, con el 6,8% del total de horas pactadas, seguido del sector servicios, con una tasa del 6,6%, y en tercer lugar la construcción, con un 5,3%.

El análisis sectorial pone de manifiesto una gran dispersión respecto al absentismo: mientras que algunos sectores cuentan con un nivel reducido -hasta 12 contaban con una tasa por debajo del 4,3%- otros se enfrentan a un grave problema ante el número de horas perdidas.

Así, los sectores con un mayor absentismo en el cuarto trimestre del año pasado son los servicios a edificios y actividades de jardinería (10,7%), las actividades postales y de correos (10,6%), las actividades y juegos de azar (10,5%), la asistencia en establecimiento residenciales (10,3%) y, en quinto lugar de la clasificación, las actividades sanitarias (9,9%).

Por el contrario, los sectores con menor absentismo son las actividades relacionadas con el empleo (2,8%), las actividades jurídicas y de contabilidad (3,1%), la edición (3,2%), las actividades relacionadas con la informática (3,3%) y los servicios técnicos de arquitectura e ingeniería (3,5%), según los datos del INE.

La tasa de absentismo repunta hasta el 5,7% en Baleares
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad