viernes. 21.06.2024

Con el símil de la “Carta a los Reyes Magos” como hilo conductor, la Federación Hotelera de Mallorca ha lanzado la campaña #CartaFehmReyesMagos” en la cuál a través de un vídeo, que ya ha comenzado a difundirse, y una carta que se remitirá a más de un centenar de instituciones con competencias relacionadas con la actividad turística, se hace balance de cómo ha transcurrido el año, relatan las peticiones a los gobernantes y materializan los propósitos para contribuir a seguir mejorando la situación.

 

Los hoteleros explican que "a medida que ha ido evolucionando la pandemia, se han ido sucediendo las restricciones a la movilidad y limitaciones al desarrollo de la actividad turística, tanto por decisiones del gobierno de España y el autonómico, como por los gobiernos de nuestros principales mercados emisores, y también se ha producido la inhibición de los propios ciudadanos ante la perspectiva de viajar en determinadas condiciones".

 

Exponen que "como consecuencia de todo ello, y del empeoramiento de los datos sanitarios, las empresas hoteleras que en su momento adoptaron la decisión de abrir sus negocios han tenido que cerrar sus puertas". Si bien ha habido algunas medidas de acompañamiento a empresas y trabajadores (ERTE) que es imperativo que se extiendan a lo largo del 2021, la administración a pesar de “acompañar, dar ánimo y agradecer los esfuerzos realizados” no acaba de entender, y en consecuencia de adoptar, medidas para frenar la sangría de meses sin ingresos y teniendo que hacer frente a numerosos gastos.

 

El sector asegura que "es imposible seguir pagando por servicios que al estar cerrados no hemos utilizado (basuras o alcantarillado), ni hacer frente a la enorme carga fiscal que soportamos. No se puede aguantar más y no nos valen las excusas que recibimos “como que el marco legal no permite flexibilizar”. Quienes tienen la capacidad de modificar las leyes son los políticos, está en su mano hacerlo y lo demuestran cuando les interesa. Les pedimos acción y no buenas palabras, o no tenemos futuro.

 

Estamos al límite.” afirma María Frontera, presidenta de la FEHM. En este año 2020 la caída del PIB en las Islas Baleares se estima en torno al 25%, cinco veces más que en la crisis del 2009.

 

Frontera comenta que las diferentes administraciones deben habilitar los mecanismos para permitir la supervivencia de las empresas. “nos hemos cansado de repetir que hay que mantener el tejido empresarial a toda costa para poder reactivar la economía cuando superemos esta dura y larga pandemia.

 

"Si no se activa un plan de choque inmediato y con ayudas a fondo perdido, muchas empresas y empleos se van a perder” afirma Frontera.

 

Desde la FEHM se considera que muchos países europeos en los que el turismo no tiene tanto peso como en España o en las Islas Baleares están protegiendo mucho mejor a las empresas, conscientes de que son las que mueven la economía y generan empleo. Por ello se demanda un plan de medidas económicas específicas para el sector turístico.

Los hoteleros piden auxilio y reclaman a los políticos rebajas fiscales para sobrevivir
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad