lunes. 20.05.2024

 

La encuesta sobre el gasto durante la temporada turística, realizada por la Federación de PIME-Menorca, ha concluido que dos de cada tres empresas de servicios turísticos -comercio, náutica, agroturismos, alquiler de vehículos, viviendas turísticas vacacionales y cafeterías, bares y restaurantes- reconoce que ha sido mejor, facturación y ventas, que la del 2014.

 

Según esta organización empresarial, los resultados de esta valoración global de la temporada superan incluso las valoraciones recogidas mes a mes durante todo el verano.

 

Atribuye este hecho a que la evolución de la temporada no ha sido uniforme en todos los sectores y zonas turísticas de la Isla.

 

"Existe multitud y variadas apreciaciones al respecto; lo que para algunas empresas ha resultado ser un muy buen inicio de la temporada, para otras fue mucho mejor ahora en septiembre que no en mayo y junio.

 

En cambio otras, únicamente han alcanzado su mayores índices de rentabilidad en temporada alta", ha señalado.

 

También debe tenerse en cuenta el diferente peso de los principales mercados emisores durante los distintos estadios de la temporada.

 

Entre mayo a septiembre han pasado por el aeropuerto de Menorca 91.799 pasajeros más que durante el mismo periodo del 2014, lo que representa un 10,3 por ciento más.

 

En todos los sectores, excepto el de alquiler de vehículos, más de la mitad de las empresas encuestadas han facturado más esta temporada que la del año pasado:

 

En el sector de agroturismos, el cien por cien responde haber aumentado la facturación; en cafeterías, bares y restaurantes, un 80,85 por cien; en empresas náuticas, un 66,67 por cien; en comercio, un 61,80 por cien; y en viviendas turísticas vacacionales, un 55,56 por cien.

 

Los resultados de esta encuesta de PIME-Menorca se suman a otros datos de carácter económico que reflejan, según la federación, una "satisfactoria actividad económica desarrollada en Menorca durante los últimos cinco meses, y son aún más satisfactorios cuando los comparamos con los resultados de años anteriores".

 

PIME ha advertido que "Menorca no puede quedarse de brazos cruzados esperando que llegue 2016; la Administración Pública debe afrontar con valentía nuevas iniciativas que generen confianza y seguridad jurídica y que incentiven la inversión privada, principal motor de la actividad económica".

 

"El nuevo impuesto turístico, la paralización de inversiones públicas y la previsión de incremento de impuestos autonómicos preocupan a los empresarios por la pérdida de competitividad que puede suponer", ha advertido.

Dos de cada tres empresas menorquinas han aumentado ventas y facturación