domingo. 14.04.2024

La Asociación de Transportes Púbicos Urbanos y Metropolitanos (Atuc) y la Confederación Española de Transporte en Autobús (Confebus) calculan que la reducción de la jornada laboral de 40 a 37,5 horas semanales supondría un coste superior a los 300 millones de euros anuales para el sector.

Atuc y Confebus han enviado una carta a la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, en la que expresan su preocupación por los perjuicios que la reducción de la jornada laboral pueda ocasionar en el cumplimiento de servicios públicos esenciales, según han señalado este martes en un comunicado.

Las dos patronales destacan la imposibilidad impuesta por la tasa de reposición para llevar a cabo nuevas contrataciones e insisten en la imposibilidad de trasladar los incrementos de costes a aquellas explotaciones que se rigen por contratos de concesión, dada la legislación vigente.

Tanto Atuc como Confebus han emplazado a Díaz a mantener una reunión para poder tratar todos estos aspectos en profundidad, recordando que el sector del transporte público es "un eje estratégico en España".

En 2023, transportó a más de 5.100 millones de viajeros, lo que supone un 18,2% más que en el ejercicio precedente y por encima de los 5.081,5 millones de 2019, último año antes de la pandemia.

Las asociaciones encargaron un informe especializado para saber cuál sería el gasto de personal asociado a la reducción de la jornada laboral que analiza, por un lado, transporte terrestre urbano y suburbano de pasajeros y, por el otro, otro tipo de transporte terrestre de pasajeros.

Este último comprende los servicios regulares interurbanos de transporte en autobús, servicios discrecionales de autocares, para excursiones, escolares o trabajadores y los servicios de autobuses dentro de los aeropuertos.

Ambas organizaciones recuerdan que la productividad del sector "está directamente relacionada con el número de horas trabajadas, por la propia actividad en sí, por lo que la reducción implicaría una caída inmediata de productividad de este sector estratégico, el desarrollo sostenible y la lucha contra el cambio climático".

Atuc y Confebus agrupan a las empresas de transporte público y privado de España, tanto de autobús como de metro, tren y tranvía, ocupando en conjunto a más de 100.000 trabajadores y transportando cada año a más de 7.000 millones de viajeros.

La reducción de la jornada laboral puede costarle al transporte unos 300 millones al año