miércoles. 19.06.2024

Las matriculaciones de vehículos en Illes Balears se mantendrán este ejercicio todavía un 45% por debajo de las cifras prepandemia, con apenas 21.500 unidades registradas, según datos presentados por la patronal de los concesionarios, Faconauto, en el transcurso de la I Jornada de Automoción de Illes Balears, que ha organizado con la colaboración de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares (CAEB).

En esta evolución, y pese a que la actividad turística de las Islas se ha recuperado, está pesando negativamente la caída de matriculaciones hechas por las empresas de renting, que retroceden en lo que va de ejercicio un 42,9%, y también las realizadas por las empresas de alquiler de vehículos, que lo hacen un 36%.

Por el contrario, son las adquisiciones hechas por familias y particulares las que mejor se están comportando, con un 19% de incremento con respecto a las cifras del año pasado, y acaparando, además, el 50% de todas las matriculaciones.

Según los mismos datos, el mercado irá creciendo paulatinamente en los tres próximos años, de tal modo que, en el horizonte 2026, las ventas de vehículos llegarán a 26.000 unidades, quedándose, también entonces, un 15% lejos de las estadísticas de 2019.

Preocupante edad del parque

En la jornada también se ha analizado la evolución de la edad media del parque automovilístico de Baleares, que se ha situado en los 13,7 años, levemente por debajo de la media nacional, que está en los 13,9 años. La citada debilidad del mercado y la consecuente crisis de matriculaciones, arrastrada desde la pandemia por los problemas de stock y un contexto de consumo desfavorable, está ralentizando el cambio de vehículo tanto por particulares y familias como por flotas y empresas, de tal forma que la calidad de parque automovilístico está empeorando.

Otro indicador de este preocupante proceso lo arrojan los distintivos medioambientales que emite la Dirección General de Tráfico (DGT). El 24,6% del parque actual de turismos y todoterrenos en Baleares no dispone de este distintivo medioambiental. Esta cifra engloba principalmente a los vehículos más antiguos y menos eficientes (modelos de gasolina anteriores a enero de 2000 y diésel anteriores a 2006).

Además, según se ha trasladado en la jornada, el 27,5% del parque de la región tiene la etiqueta B, correspondiente también a vehículos más viejos (turismos de gasolina matriculados a partir de enero de 2000 y de enero de 2006 para los diésel). Por su parte, la etiqueta C agrupa al 44,2% del total de coches isleños, y es donde se encuentran los turismos de gasolina matriculados a partir de enero de 2006 y diésel a partir de 2014.

El menor porcentaje de penetración corresponde a las tecnologías más eficientes y a los coches como menos años. Así, los vehículos con la etiqueta CERO (eléctricos e híbridos enchufables) representan solo el 0,9% del parque, mientras que los etiqueta ECO (híbridos) alcanzan el 2,9%.

Al respecto, la patronal ha mostrado su deseo de trabajar, tanto con el nuevo Govern de Illes Balears como con el Gobierno que salga de las urnas el próximo 23 de julio, para poner en el centro de sus políticas la descarbonización de la movilidad y que ésta se aborde con el lema de “Movilidad para todos”, combinando la electrificación, con mejoras en el Plan Moves, poniendo en marcha, justamente, planes de renovación del parque y replanteando cambios en la fiscalidad del automóvil.

En concreto, Faconauto ha propuesto un plan de renovación de parque eficaz y centralizado en cuanto a su gestión, con descuento en la factura de compra, para el periodo 2024-2027 dotado con 1.100 millones de euros, contemplados en los Presupuestos Generales del Estado.

El plan establecería ayudas de hasta 4.000 euros para achatarrar vehículos de más diez años y, en todos los casos, el sector, como en programas anteriores, podría apoyar la medida. El objetivo de esta medida es achatarrar alrededor de 400.000 vehículos, lo que supondría un ahorro de 290.000 toneladas/año de CO2.

“El camino más corto para descarbonizar es renovar el parque. Pongamos en marcha un “PIVE sin complejos”. Todavía recordamos el éxito que supuso ese plan, y estamos seguros de que se podría reeditar con el mismo impacto positivo. Un nuevo plan de renovación, bien diseñado y ejecutado, redundaría en una “movilidad para todos”. Por ello, la descarbonización de la movilidad ha de ser uno de los ejes esenciales en los programas electorales con los que concurren a las elecciones generales del próximo 23 de julio, para que España salve el retraso que arrastra”, ha indicado Marta Blázquez, presidenta de Faconauto.

El mercado de automoción de Baleares cerrará 2023 un 45% por debajo de las cifras...