lunes. 15.04.2024

En la última emisión del programa "MotorEs Económicos" de esRadio97.1, los conductores Gabriel Torrens y Mayra Argüelles se adentraron en los desafíos tanto en la contratación como en la retención de empleados, lo que puede afectar negativamente a la productividad y el crecimiento de las empresas.

En esta ocasión, la tertulia contó con la participación de Alberto Gundín, director ejecutivo de IC Service Business Group y gerente de Onablava. Andrea Lamata, coordinadora de Recursos Humanos en ESTEL INGENIERÍA Y OBRAS y Cristina Juliá, directora de formación de la Cámara de Comercio de Mallorca.

El enfoque central de la discusión giró en torno al desafío que supone la escasez de mano de obra en diversos sectores económicos de las Islas Baleares, con énfasis en la captación y retención del talento. Se destacó la importancia de este tema debido a sus implicaciones directas en la viabilidad económica de las empresas, la competitividad regional y la calidad de vida de los trabajadores.

Alberto Gundín, quien cuenta con una amplia experiencia en la gestión de equipos y recursos en el sector sanitario y de servicios sociales, compartió sus perspectivas sobre el panorama laboral actual. Destacó la dificultad para incorporar personal en las empresas de Baleares en el año 2024, debido a la baja cualificación y el elevado abandono escolar en la región.

Asimismo, señaló los desafíos adicionales derivados de los altos costos de vida, especialmente en términos de vivienda, que dificultan la contratación de personal cualificado.

Por otro lado, Andrea Lamata ofreció su visión desde la perspectiva de la selección de personal. Priorizando la actitud de los candidatos, enfatizó la importancia de las ganas y la disposición para aprender, junto con la experiencia adquirida a lo largo de su trayectoria.

Durante la conversación, Alberto Gundín destacó la iniciativa de su empresa en la implementación de contratos de formación profesional dual, donde los nuevos empleados tienen un compromiso por contrato indefinido de obtener una formación profesional en un plazo de dos años.

Esta iniciativa, que implica una colaboración estrecha entre empresas, asociaciones y centros educativos, busca suplir la demanda de mano de obra cualificada y ofrecer oportunidades de crecimiento a los trabajadores.

En ese momento, Cristina Juliá, detalló el proceso de formalización de estos contratos de formación en alternancia, donde los alumnos combinan su formación en el centro educativo con la práctica en la empresa. Actualmente, se encuentran gestionando cerca de 190 contratos, con una demanda destacada en áreas como informática, administración y automoción.

Se hizo hincapié en la importancia de ampliar la oferta formativa para satisfacer las necesidades del mercado laboral, con especial atención en áreas como informática y sectores relacionados con la climatización.

Para las empresas interesadas en participar en este programa de formación profesional dual, se invitó a ponerse en contacto con ASINEM y la Cámara de Comercio de Mallorca para obtener más información y formalizar los compromisos necesarios.

Lamata profundizó en las prioridades establecidas al seleccionar recursos humanos en el contexto empresarial actual. Destacó la importancia de la actitud de los candidatos, junto con la experiencia adquirida a lo largo de su trayectoria profesional.

Eso sí, Gundín, por su parte, añadió una perspectiva sobre el enfoque de su empresa en la selección y formación de personal. Subrayó la importancia de la formación profesional, destacando que todos los empleados deben poseer un nivel mínimo de educación técnica específica, como FP2 o ingeniería.

Además, enfatizó el compromiso de su empresa en proporcionar formación continua a los nuevos empleados, con la garantía de un contrato indefinido y la promoción automática de categoría profesional al completar su formación. Este enfoque refleja la apuesta por la capacitación continua en el ámbito empresarial mallorquín, donde la combinación de actitud positiva y formación técnica específica se considera fundamental para el crecimiento sostenible.

En el último tramo de la tertulia, Andrea Lamata ofreció una visión detallada sobre la política de formación y desarrollo de la empresa mallorquina. Resaltó la importancia de adaptarse a las necesidades específicas de cada empleado, diseñando itinerarios de formación personalizados para fomentar el crecimiento dentro de la empresa.

Además, destacó que, aunque no todos los perfiles requieren formación técnica específica, la empresa proporciona formación en áreas como prevención de riesgos laborales para garantizar la seguridad en el trabajo. En cuanto a las condiciones laborales, se hizo hincapié en que también juegan un papel importante en la satisfacción del empleado. Para fomentar el crecimiento dentro de la empresa debemos diseñar itinerarios de formación personalizados para fomentar el crecimiento dentro de la empresa. 

Lamata señaló que ofrecer trabajo durante todo el año, incluso durante los picos de trabajo, brinda estabilidad a los empleados y contribuye a su compromiso con la empresa. Por último, se resaltó la importancia de los perfiles más experimentados, especialmente aquellos mayores de 50 años, en la formación y mentoría de las nuevas generaciones, lo que contribuye a la continuidad y el crecimiento de la empresa a largo plazo.

Si queréis escuchar el programa íntegro podéis hacer clic aquí

La captación y retención del talento en Baleares viene condicionada por baja...