miércoles. 12.06.2024

El evento VINOS AL CIELO, celebrado ayer en el rooftop del restaurante Katagi Blau en el Hotel Iberostar Selection Llaut Palma, fue un éxito rotundo. A 24 horas antes del evento los organizadores tuvieron que colgar el cartel de 'sold out'. Más de 300 personas asistieron a esta cita enogastronómica, consolidando a Playa de Palma como un destino clave para el turismo de experiencias, tanto para el público local como para el extranjero.

En un contexto donde el turismo de experiencias está en auge, eventos como VINOS AL CIELO se han vuelto esenciales para atraer a visitantes que buscan algo más que las tradicionales ofertas de sol y playa.

La combinación de enología y alta gastronomía en un entorno exclusivo ha demostrado ser una fórmula efectiva para ofrecer experiencias memorables. Los asistentes pudieron disfrutar de una selección de 17 bodegas con más de 50 referencias de vinos procedentes de bodegas locales y nacionales, subrayando el compromiso de los organizadores con la promoción de los productos de la tierra y el país.

Las bodegas que estuvieron presentes en este evento fueron: Bodegas Bordoy, Santa Catarina, Castell Miquel, Es fangar Vins, Bodegues Ribas, Mortitx, binivista, Conde de Syrot, Arinzano, Casa Rojo, Pazo de Rubianes, Avelino Vegas, OivoÇ, Catavinos, Gin Mare, Suau, Dos Papa, GinRaw, Can Majoral, Carmelo Rodero, Valtravieso, Bodegas Volver y sangría Rita.

La selección de vinos, junto con un menú degustación en formato finger food y estaciones que fusionaban la cocina mediterránea con toques asiáticos e internacionales, resaltaron la calidad de los productos locales. Este enfoque no solo promovió la riqueza vinícola de Mallorca, sino que también mostró la capacidad de la gastronomía local para sorprender y deleitar a un público exigente.

Así pues, el menú se diseñó para complementar los vinos seleccionados, ofreciendo una experiencia culinaria innovadora y sorprendente. Exquisiteces que incluyeron desde una ensaladilla 3.0 con huevas de tobiko, ventresca de bonito y un aderezo canalla, así como una delicada brandada de bacalao con ciboulette, aceite de oliva extra virgen y caviar.

Las croquetas de rabo de toro acompañadas de alioli fueron un éxito, al igual que el tartar de salmón con aguacate y palomitas. Los sabores asiáticos estuvieron representados con una gyoza de pato con salsa hoisin y cacahuetes, mini baozi de ternera y cerdo con mayonesa trufada, y un wonton de pollo con salsa de curry thai.

Además, el arroz meloso de gamba azafranada y alcachofas aportaron un toque mediterráneo adicional. El menú finalizó  con el toque dulce de los mignardises, petits fours y galletas de la fortuna.

Las estaciones especializadas fueron uno de los grandes reclamos de la noche. Cortador de jamón, una estación de ibéricos y quesos, una estación de ostras y volandeiras, y una estación de sushi, aseguraron una experiencia gastronómica diversa y de alta calidad.

Además, el restaurante Katagi Blau, ubicado en el rooftop del Hotel Iberostar Selection Llaut Palma, ofreció unas vistas panorámicas impresionantes de la puesta de sol sobre  la bahía de Palma, creando así el ambiente perfecto. Los asistentes no solo disfrutaron de los sabores, sino también del entorno y las vistas, haciendo de esta experiencia algo realmente único.

Playa de Palma apuesta por el turismo enogastronómico de experiencias para público...