domingo. 25.02.2024

Los resultados de Meliá Hotels International en el primer trimestre del año reflejan la fuerte recuperación del turismo iniciada a partir del 2º trimestre de 2022, así como ponen en valor la estrategia del Grupo para contrarrestar los efectos y amenazas del entorno.

Y es que los ingresos, que se elevan hasta 396 millones de euros mejoraron un 45,9% respecto al primer trimestre del año anterior y ya superan incluso en +0,8% los registrados antes de la pandemia, en un año positivo como fue 2019.

Junto con la evolución de los hoteles vacacionales – tanto de playa como de ocio urbano-, la Compañía informa de la mejora de los hoteles pertenecientes a los segmentos MICE y Corporate, que muestran una mejora del negocio ya confirmado para 2023 del +68% respecto al año anterior, y del +28% sobre 2019, a pesar de que todavía no se habrían recuperado los niveles de anticipación en las reservas para Grupos.

Destaca la mejora del segmento MICE en los hoteles del Caribe (+100%), seguida de los hoteles urbanos en España (+67%) y en el área de EMEA (+46%). El Ebitda del Grupo alcanzó los 78M€, (+243,4% respeto a 2022). En el ámbito financiero, la situación de liquidez, (incluyendo la tesorería, así como las líneas de crédito no dispuestas) asciende a 360,5M€

Además, la digitalización permitió al grupo optimizar las tarifas y poner en valor las inversiones en mejora de su producto y en marcas y experiencias, enfocándose al “Total Revenue” para maximizar los ingresos hoteleros, con iniciativas como la estrategia de lujo o la apuesta por las experiencias, desplegando un nuevo enfoque en materia de Alimentos y Bebidas.

Con vistas a la temporada 2023, el mayor incremento de precios lo protagonizan los hoteles de lujo, manteniéndose la gran demanda de habitaciones superiores ya verificada en los años anteriores, con un incremento medio de la tarifa diaria del 12% respecto a 2022, y de un +38% si se compara con el año 2019, (datos que reflejan también el mayor volumen de hoteles luxury y habitaciones superiores en el portfolio).

Considerando el universo global de hoteles (en propiedad, alquiler y gestión) el Grupo mantuvo un 12,9% mas de habitaciones disponibles que en el mismo periodo del año anterior, (+6% comparado con 2019), y entre hoteles operativos y en proceso de apertura suma ya más de 104.000 habitaciones. 

En cuanto a crecimiento en 2023 Meliá abrirá alrededor de 30 hoteles en destinos como Tailandia, Vietnam y Malasia en Asia, España, Albania, Malta e Italia en Europa, y Cuba, con una contribución esperada superior a las 8.000 nuevas habitaciones operativas.

La apuesta por la digitalización de Meliá no pasa solo por incrementar los ingresos sino también por potenciar la mayor eficiencia tanto de los procesos (con el programa BeDigital 360, que continua avanzando) y del nuevo modelo operativo – implantado al 80%.

La Compañía espera mantener durante el segundo trimestre la tendencia iniciada ya hace un año tras la pandemia. El comportamiento mostrado por la demanda, con un periodo vacacional de Semana Santa muy positivo, y la evolución de las reservas en libros respecto a las mismas fechas de 2019 (+36%) alimenta el prudente optimismo que la Compañía mantiene en los diversos destinos y mercados, a pesar de los retos existentes

Meliá dispara sus ingresos un 45,9% por la buena ocupación y el incremento de los precios