lunes. 15.04.2024
El grupo IAG, matriz de Iberia, ha enviado ya a la Comisión Europea su plan de correcciones para obtener el visto bueno de la institución comunitaria a la compra de Air Europa y, según fuentes de la compañía, garantiza la entrada de nueva competencia en un amplio número de rutas.

 

IAG remitió dicho plan de compromisos o 'remedies' en la jerga comunitaria el pasado viernes, 23 de febrero, después de que Bruselas anunciara un mes antes la apertura de una investigación en profundidad sobre la operación, según consta en el directorio de fusiones del departamento que dirige la danesa Margrethe Vestager.
 

Desde la compañía destacan que de esa forma se anticipan a los plazos oficiales que no exigían presentarlos hasta dentro de dos meses y consideran que su propuesta es "muy ambiciosa", "responde a las preocupaciones indicados por la Comisión y garantiza la entrada de nueva competencia en un amplio número de rutas".
 

IAG confía en el visto bueno de Bruselas, pero desde la aerolínea aseguran que son "conscientes de la rigurosidad en el escrutinio de la Comisión" y aunque anticipan que pudiera tener objeciones a esta propuesta en un primer momento, están "convencidos" de que podrán resolver esas inquietudes en lo que queda del proceso.
 

Las autoridades de Competencia del Ejecutivo comunitario tienen hasta el 7 de junio para pronunciarse al respecto, y durante este tiempo evaluará si las correcciones enviadas por IAG son suficientes para resolver el impacto negativo sobre los precios y la calidad de los servicios que Bruselas había identificado previamente.
 

A la Comisión Europea le preocupa en concreto el efecto contraproducente de la operación en rutas de larga distancia entre Madrid y América del Norte y del Sur, un mercado en el que ambas se enfrentan a “pocos competidores con conexión sin escalas”.
 

También tiene reservas con respecto a rutas nacionales españolas, especialmente en aquellas “en las que el tren de alta velocidad no ofrece una alternativa”, así como en las rutas entre la península y Baleares y Canarias.
 

Del mismo modo, cree que podría afectar a rutas de corta distancia que conectan Madrid con algunas de las “principales” ciudades europeas, de Reino Unido, Suiza, o de Israel o Marruecos, puesto que ambas aerolíneas “ofrecen una conexión directa”.

IAG quiere comprar el 80% del capital de Air Europa que todavía no controla por 400 millones de euros y la operación fue notificada oficialmente a las autoridades europeas el pasado 11 de diciembre.
 

Se trata del segundo intento para obtener luz verde de la Comisión después que abandonaran su primer acuerdo en 2021.
 

Bruselas explicó entonces que no hubiera aprobado la concentración porque las modificaciones ofrecidas por las dos aerolíneas para conseguir el aval europeo “no atajaban adecuadamente” los problemas detectados, relacionados principalmente con su impacto negativo sobre la competencia en rutas nacionales y de larga distancia desde y con destino a España.

Ahora, el grupo al que pertenecen también British Airways, Vueling, Aer Lingus y Level, considera que los nuevos compromisos que puede ofrecer son sustancialmente mejores y defiende que varias compañías han mostrado interés en adjudicarse posibles desinversiones como venta de rutas.
 

El grupo insiste en que esta operación es positiva para Iberia e IAG, y para Air Europa.
 

"Además, gracias a ella España estará mejor conectada. Esta operación aumenta la conectividad y la competencia, no la reduce. Sería un perjuicio para España no lograr en el aeropuerto de Madrid-Barajas las mismas condiciones que disfrutan otros 'hubs' en Francia, Alemania u Holanda", añaden fuentes de la compañía. EFECOM

IAG garantiza a Europa que la compra de Air Europa permitirá la entrada de competencia...