miércoles. 24.04.2024

St. Regis Mardavall Mallorca Resort, el único hotel de la Marca St. Regis de España, comienza la temporada con la muy esperada apertura de su nuevo restaurante Terra, un espacio dedicado al disfrute de los mejores productos de temporada y de proximidad que saltan directamente del huerto y la granja a la mesa con un toque mallorquín muy especial.

El diseño de Terra es obra del arquitecto de interiores Lázaro Rosa-Violán, que ha utilizado materiales nobles como piedra, madera, cerámica, tejidos naturales y una gama de colores que recuerda y homenajea la riqueza natural de las Islas Baleares. Para Rosa-Violán, la premisa fundamental en este proyecto era  representar en su propuesta estética la esencia de Mallorca y de la gastronomía local que ofrece la carta del restaurante “El leit motiv del proyecto era ensalzar la frescura de los productos propios de la isla por medio de los sentidos, intentando trasladar al comensal a una cocina de esas de toda la vida en una casa señorial mallorquina de Sóller, por ejemplo.

A través de los expositores de alimentos y unos divisores cargados de plantas aromáticas, el cliente se sumerge, a través de sus sentidos, en una experiencia que pone en valor la riqueza de Mallorca y sus increíbles cualidades como la naturalidad, la calma, la veracidad y la frescura, que la convierten en una tierra única”.

Esos separadores con estanterías vertebran el restaurante, en el que resaltan unas amplias mesas de madera con sobre de cerámica. Cómodas sillas tapizadas con tejidos naturales, una gran cantidad de luz natural y una privilegiada terraza que mira al mar Mediterráneo con mobiliario de caña y ratán y telas con estampados alegres y cálidos son algunas de las señas de identidad del nuevo Terra de St. Regis Mardavall Mallorca Resort.

Todas las piezas de madera están realizadas por ebanistas mallorquines, y las impresionantes lámparas de cristal por artesanos venecianos. Todas las piezas han sido elegidas por transmitir  a la perfección el equilibro entre lo sincero y escultórico que representa Mallorca y ese aire señorial tan inherente a St. Regis Mardavall Mallorca Resort.

Detrás de cada detalle del concepto de Terra, que gira en torno a lo local, el interiorista ha realizado un exhaustivo proceso de pensamiento, que no solo se ha centrado en lo creativo, sino en la procedencia de los materiales y objetos. “Nos hemos esforzado al máximo en que casi todos los materiales y proveedores empleados en el diseño de Terra en St Regis Mardavall Mallorca Resort fuesen mallorquines, próximos a la isla o que tuvieran alguna implicación con la misma. Además, casi todas las obras que decoran el espacio son creaciones de talentosos artistas mallorquines que ponen de manifiesto este espíritu de apostar por lo local”.

En cuanto a la paleta de colores que ha utilizado en la decoración del espacio, Lázaro Rosa-Violán explica: “utilizamos desde los verdes olivas de la naturaleza a arenas y mostazas de la piedra de Marés, aligerándolos con elementos más frescos como los crudos y los beiges”.

Respecto a los materiales y tejidos utilizados en el mobiliario, el interiorista señala: “Hemos tratado de ser fieles a lo que Mallorca significa para nosotros. Materiales nobles como la madera y la piedra y telas coloridas pero frescas como la loneta, el hilo y el Ikat, tan presente en Mallorca, canalizan esa naturalidad y la sofistican, hallando un verdadero equilibrio con los valores de la marca St. Regis y el interiorismo del resort”.

Para Rosa-Violán, la estética del nuevo restaurante Terra tenía que encajar a la perfección con la de la marca St. Regis, reconocida en todo el mundo por su elegancia, y con un ambiente tan único como el de St. Regis Mardavall. “Siempre se tiene que perseguir un equilibrio.

En este caso en particular, Mallorca tiene una herencia estética tan rotunda, tan definida, que el criterio principal se basó en encauzarla, de manera que encajara en un ambiente tan único de sofisticación con el toque único de resort mediterráneo de St. Regis Mardavall Mallorca Resort”.

El arquitecto de interiores ya había trabajado anteriormente con esta marca de lujo del portfolio de Marriott Bonvoy, ya que el año pasado realizó el rediseño del mítico St. Regis Bar de St. Regis Mardavall.  “Formar parte de compañías como Marriott International, que cuidan tanto el detalle y han hecho de su nombre un sello de calidad y de compromiso con la historia, siempre tiene una connotación poética que me parece irremediablemente atractiva”, comenta Rosa-Violán.

Las islas Baleares han sido muy importantes en la vida de Lázaro Rosa-Violán: “siempre han sido muy especiales para mí, tengo recuerdos de pura felicidad en estas islas desde muy pequeño, y por supuesto que me he inspirado en ellos a la hora de diseñar este proyecto: los colores, las texturas de las telas y los muebles… para mí era importante que todo transpirara esa profunda relajación que siempre se consigue en ellas”.

El restaurante estará abierto todo el día, y precisamente ha querido incidir en el producto local en su oferta de desayunos con la creación de un Rincón Mallorquín. Este rincón ofrece, tanto a huéspedes como a visitantes no alojados en el hotel, la posibilidad de degustar los mejores productos autóctonos como el aceite de oliva de Mallorca, las tradicionales ensaimadas, cocas de patata, sobrasada, chorizo mallorquín o coca de verduras, entre otros. Asimismo, el restaurante ofrece en su “Juice Bar” una selección de zumos de fruta fresca y smoothies hechos en el momento.

En la carta de comidas y cenas podemos encontrar un apartado de tapas clásicas y sencillas como el Jamón de bellota “Joselito” servido con pan payés mallorquín y tomate ramallet o el Queso artesano Subaida, Mahonés curado gran reserva DOP, y opciones más sofisticadas como el Caviar perlita con su guarnición tradicional, blinis y crema agria.

Entre los entrantes, tenemos opciones como  la Croqueta de paella de verduras con solomillo de conejo y gamba roja, el Arroz verde de Sa Pobla con guisantes, virutas de foie gras y ragú de morillas , el Tartar de salmón ahumado con remolacha, vinagreta de frambuesa y rábano picante, el Rabo de toro desmenuzado frito con espuma de tortilla española y cebolla crujiente o el Carpaccio de pulpo ahumado con espárragos silvestres, humus de alubia blanca y salsa romesco.

Suculentos principales de carnes y pescados nos esperan en Terra, con platos como el Solomillo de buey Mallorquín Carrilladas de cerdo al Vermú rojo, la Paletilla de cordero confitado con gremolata, el Calamar al grill con alioli de ajo negro o el Lenguado à la meunière, además de opciones para dos como la Lubina a la sal con espinacas a la catalana, puré de patata y almendra y salsa beurre blanc o el Rodaballo entero con especias y hierbas, hinojo al azafrán y patatas con algas.

             

La carta de postres incluye recetas tradicionales de la isla con un “twist”, como el Gató mallorquín con crema cítrica, helado de algarroba y reducción de Palo, y nuevas creaciones con un toque muy mallorquín, como la Tarta de yuzu, limón y merengue con granizado de hierbas mallorquinas y helado de albahaca o el Bizcocho y espuma de brossat mallorquín con frambuesas, crema y crumble de pistachos.

El Hotel St Regis Mardavall abre su nuevo restaurante Terra