miércoles. 24.04.2024

La presidenta del Govern, Francina Armengol, acompañada por el conseller de Model Econòmic, Turisme i Treball, Iago Negueruela, ha mantenido esta mañana una reunión con representantes del sector turístico y hotelero, en la que les ha avanzado que el Govern destinará finalmente 16 millones de euros a la adquisición de establecimientos hoteleros de las Islas Baleares y destinarlos a vivienda.
 

El proyecto se enmarca en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, financiado por la Unión Europea con fondos Next Generation y se trata de una medida que pretende favorecer la regeneración y la renaturalización de determinadas zonas turísticas en las Islas Baleares.

Después de la reunión, la presidenta ha recordado que «hace tiempo que apostamos por la calidad y no por la cantidad» en nuestro modelo turístico y que «la nueva ley turística nos obliga a hacer una reducción progresiva de plazas».

Así, Francina Armengol ha explicado la puesta en marcha de esta medida, que tiene como objetivo «reducir la oferta comprando edificios de plazas turísticas que, según la nueva ley, no pueden crecer, que son las de una y dos estrellas, y que no aportan el plus de calidad que queremos como destino». Una vez efectuada la compra, que se origina a petición de los establecimientos, el Govern «hará vivienda de protección oficial o zonas verdes».


Las zonas donde se prevé la compra de establecimientos seran por una parte zonas maduras como Playa de Palma, Palmanova-Magaluf, Cales de Mallorca o la zona de s'Illot hasta Cala Bona pasando por Cala Millor.

También serán afectadas las zonas de turismo de excesos como Palma, Calvià, Llucmajor y Sant Antoni de Portmany en donde los establecimientos de alojamiento turístico susceptibles de acogerse al proyecto de compra son hoteles, apartoteles u hoteles de ciudad, todos ellos de 1 o 2 estrellas, apartamentos turísticos de 1 o 2 llaves así como hostales, hostales-residencia, pensiones, posadas y casas de huéspedes de cualquier categoría.

El Govern pondrá 16M€ para comprar hoteles obsoletos y reconvertirlos en viviendas