martes. 21.05.2024

La filial española del grupo BBVA ganó 725 millones de euros en el primer trimestre de 2024, un 36,5% más que en el mismo periodo del año pasado, debido fundamentalmente a la favorable evolución de los ingresos, una vez contabilizados los 285 millones destinados al pago del impuesto extraordinario.
 

España aportó, de esta forma, un tercio de los 2.200 millones de euros ganados por BBVA en todos los países donde opera, aunque el principal motor de las cuentas fue, como siempre, la filial mexicana, que contribuyó con 1.441 millones de euros, el doble que España.
 

Según ha informado la entidad a la CNMV española, los préstamos y anticipos a la clientela catalogados como no dudosos aumentaron un 0,5%, hasta los 170.611 millones de euros, gracias al dinamismo de los préstamos a grandes corporaciones, que crecieron casi un  5%, compensados parcialmente por el desapalancamiento de las empresas de menor tamaño.
 

Por su parte, los préstamos hipotecarios permanecieron planos en el trimestre (+0,2%), con buenos niveles de nueva producción y apoyados en un menor ritmo de cancelaciones hipotecarias, y los créditos al consumo crecieron un 0,3%, incluyendo tarjetas de crédito.
 

La tasa de mora se mantuvo estable en el 4,1%, a pesar del incremento en las carteras minoristas, mitigado en parte con la buena evolución de las carteras mayoristas y con una venta de cartera. También se mantuvo la tasa de cobertura, en el 55 %.
 

Asimismo, los depósitos de la clientela se mantuvieron en 216.659 millones de euros tras crecer un 0,3% interanual, en tanto que los recursos gestionados fuera de balance (fondos de inversión y de pensiones) aumentaron un 3,4%, hasta 100.561 millones.
 

El margen de intereses, que recoge casi todos los ingresos, creció un 35,2% y se situó en 1.599 millones de euros, en tanto que el bruto subió un 25,2% y alcanzó los 2.162 millones, tras añadir 566 millones en ingresos por comisiones (+5,6 %).
 

La línea de otros ingresos y cargas de explotación incluye el importe total anual estimado del gravamen temporal a la banca, correspondiente a 2024, que son 285 millones de euros, 60 millones más que el año anterior, debido a los mayores ingresos obtenidos.
 

Asimismo, los gastos de explotación crecieron un 6,7%, hasta los 818 millones, principalmente por el incremento de los gastos generales por el efecto de la inflación, destacando los mayores gastos en informática.
 

Este crecimiento se sitúa "muy por debajo" del crecimiento del margen bruto (+25,2%), lo que permite una mejora muy significativa en el ratio de eficiencia de 658 puntos básicos en los últimos doce meses, añade la entidad.

BBVA dispara un 36,5% su beneficio en España hasta marzo: 725M€