domingo. 19.05.2024

La productividad ha caído un 7,3% en España desde el año 2000, una falta de avances que "frena el crecimiento del PIB por habitante y amplía la brecha con los países que sí mejoran la eficiencia".

De hecho, la distancia entre España y la UE-27 en renta por habitante ha crecido del 2,4% en 2000 al 14,4% en 2022, según el primer informe del Observatorio de Productividad y Competitividad en España (OPCE), elaborado por la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie) y difundido este viernes.

Este indicador mide la eficiencia con la que las empresas utilizan el trabajo y el capital disponible -maquinaria, equipos, activos inmobiliarios, infraestructuras— para generar valor añadido, y según los datos "España sigue por debajo de la UE".

El documento señala que entre 2013 y 2019 se observó "un modesto cambio de tendencia positivo", con un incremento de la producción del 1,2%, pero quedó "interrumpido" por la pandemia.

Los autores del informe insisten en la necesidad de adoptar iniciativas para reforzar cinco palancas directas de la productividad: la inversión productiva, el capital humano, la innovación y otros activos intangibles, la digitalización y la dinámica productiva de las empresas.

La productividad ha caido un 7,3% en España en los últimos 23 años