jueves. 18.04.2024

Con la llegada del 2024, los famosos propósitos de año nuevo vuelven a emerger con fuerza en nuestras vidas. Ir al gimnasio o dejar de fumar se convierten en los retos más habituales en los españoles, pero en esta lista hay pequeñas acciones y manías que intentamos reducir con la llegada de enero, como puede ser disminuir el uso del móvil.

El teléfono móvil se ha convertido en una prolongación de nuestro cuerpo, y la plataforma de idiomas Preply ha elaborado un estudio sobre su percepción por parte de los españoles, dónde y cuándo lo usamos y las principales ciudades más enganchadas.


El uso excesivo del móvil se ha convertido en debate constante a todos los niveles. La regulación sobre su uso en colegios y centros educativos, o el creciente uso del término “nomofobia” (miedo a no tener el móvil cerca) están cada vez más extendidos entre los españoles.
 

Desde Preply se ha preguntado a los españoles sobre la frecuencia con la que usan el móvil para diferentes actividades sociales (leer noticias, usar las redes, mensajear etc.). A cada respuesta se le atribuye un valor del 1 al 10 siendo 10 la frecuencia más intensa y 0 la menos frecuente*.

A nivel geográfico, el estudio no dibuja grandes diferencias territoriales a nivel de uso del móvil, si bien la clasificación refleja que las ciudades más despegadas se encuentran en el norte peninsular.
 

San Sebastián, Vigo, Bilbao y Vitoria es dónde menos usan el móvil, sin significar esto que le den más a la lengua. Por el contrario, Málaga (7,0), Valladolid (6,9) y Palma de Mallorca (6,9) lideran la clasificación en uso del smartphone.

Los usos y situaciones más comunes del smartphone

El estudio también pregunta a los españoles por las acciones más comunes para las que necesitan su teléfono. Su uso inicial, para atender y realizar llamadas, parece perder fuerza. Usar el móvil para leer y contestar mensajes de WhatsApp (8,4) y meterse en redes sociales (7,7), se sitúa por encima de hacer llamadas (7.6) y leer noticias (7.5).

Por edades, la población entre 35 y 44 años lidera en el uso de mensajería (8,5), mientras los de entre 45 y 54 lo usan para la comunicación directa de la llamada (7,8). La Gen Z lidera la tabla en el uso de las redes sociales (8,0).

En total, los españoles pasan de media algo más de 2 horas (2,04) usando apps de mensajería, y es la Gen Z (2,93) quién más recurre a estas aplicaciones, seguida por los jóvenes entre 25 y 34 años (2,63) y los adultos de entre 35 y 44 años (2,14). Por ciudades, Córdoba (2,41), Málaga (2,32) y Santa Cruz de Tenerife (2,31) son las que dedican más tiempo a “wasapear”.

 

La encuesta también se interesa por la frecuencia con la que suben contenido a las redes sociales si acuden a un evento significativo, como conciertos o bodas, vemos una vez más que los millennial y Gen Z no pierden el tiempo (empatan con una puntuación de 6,5), seguidos de los usuarios entre 35 y 44 años (6,2).

Por sexo, las mujeres exponen más su vida cotiana (6,1) por encima de los hombres (5,6) y a nivel geográfico, Las Palmas de Gran Canaria (6,4), Málaga (6,3) y Córdoba (6,3) se destacan como las ciudades que más “instagramean”. Ciudades como Murcia o Madrid se sitúan en la media nacional (5,9), mientras los vitorianos son los más celosos de su vida privada (5,1).
 

El estudio muestra que casi 1 de cada 4 españoles (24,96%) pasa más de 4 horas al día comunicándose por estos chats, incluso un 4,77% supera esa cifra. Por el contrario, un 20% suele invertir media hora o menos en esta vía, y un 4,03% nunca la usa.

En conclusión, los españoles han incorporado el móvil a su vida con facilidad, y aunque existen algunas diferencias regionales, con las ciudades del sur e insulares destacando, ¡que levante la mano quién pueda vivir un día sin su smartphone!

La población de Palma, una de las más más “enganchadas”  al móvil en España
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad