martes. 31.01.2023
URBANISMO

Llucmajor impulsa una campaña para obligar a limpiar y cerrar mas de 2.000 solares urbanos

Los propietarios ya fueron informados en octubre de 2020 por carta y han dispuesto de un año para cumplir con su obligación

El Ayuntamiento de Llucmajor pone en marcha una campaña de limpieza y cierre que afecta a más de 2.000 solares de todo el municipio para favorecer y mejorar la calidad de vida de los llucmajorers.



Esta iniciativa, impulsada por el Departamento de Medio Ambiente, pretende además fomentar la protección de su ornamento y su entorno medioambiental, además de cumplir la normativa vigente en la materia.



El regidor de Medio Ambiente, Guillem Roig, explica que en 2020 se comunicó por carta a todos los propietarios de un bando que establece la obligatoriedad de conservar los terrenos en condiciones de seguridad, salubridad o accesibilidad para que tuvieran tiempo suficiente para adecuar los espacios.



Los propietarios tenían hasta 2021 para poder realizar las tareas de adecuación, pero no ha sido hasta 2022 cuando el Ayuntamiento ha empezado a incoar expedientes a aquellos solares que no se ajustan a la normativa.

 

La normativa legal establece que, en el suelo que esté vacante de edificación, el deber de conservarlo supone pagar y ejecutar las obras necesarias para mantener los terrenos y su masa vegetal en condiciones de evitar riesgos de erosión, incendio e inundación, como también daños o perjuicios a terceros o al interés general, incluidos los medioambientales; garantizar la seguridad o la salud pública.



“Tenemos que cumplir con una normativa estatal y la ordenanza de limpieza viaria que establece que el poseedor y/o propietario de solares, descampados e inmuebles o fincas tiene la obligación de mantenerlos debidamente cerrados, libras de desechos y residuos, en las debidas condiciones de higiene, salubridad, seguridad y ornamento público, y libras de ratas e insectos”, añade Roig.



Todo esto fue informado mediante un escrito a todos los propietarios, puesto que como titulares del derecho de propiedad del solar indicado, tienen la obligación legal de cerrarlo correctamente.



A aquellos propietarios que después de este tiempo no han cumplido con la obligación de cerrar sus solares y en conformidad con el que establece la normativa aplicable, se los incoará el correspondiente expediente sancionador y de orden de ejecución, el cumplimiento de los cuales motivaría la ejecución subsidiaria por parte de la Administración, y los gastos derivados de tal actuación serían a expensas del propietario, sin perjuicio de la imposición de la sanción que corresponda.



Aquellos solares que no se hayan cerrado y adecuado a la normativa, la Ajuntamtent realizará el cierre y derivará los gastos de la actuación a los propietarios. El incumplimiento de la obligación anteriormente citada, podrá llevar aparejada la incoación del correspondiente expediente sancionador y la imposición de una multa de 300.01 a 1.000 euros.

Llucmajor impulsa una campaña para obligar a limpiar y cerrar mas de 2.000 solares urbanos
Comentarios