miércoles. 12.06.2024

La presidenta de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Balears (CAEB), Carmen Planas, ha presentado  la Gala del Empresario 2023 celebrada por primera vez en Ibiza, concretamente en el Grand Palladium Palace Ibiza Resort&Spa, donde se han citado 400 personas entre empresarios, políticos y representantes de la sociedad civil de Baleares.

Entre otros, han acompañado a la líder de la patronal balear la presidenta del Govern balear, Marga Prohens; el presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME), Gerardo Cuerva; y el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor. 

El evento, cuya octava edición se ha celebrado por primera vez fuera de la isla de Mallorca, ha contado con la colaboración especial de CaixaBank y el apoyo de Balearia, Hotelbeds, Coca-Cola, Grand Palladium Palace Hotel&REsorts, Grupo Eulen, Fi Group, Ibizatours&Islandbus y Dipesa Group. Planas ha destacado que la Gala del Empresario se celebra este año en Ibiza “porque somos la patronal de toda Baleares y porque en esta isla tenemos algunos de los mejores empresarios que ha dado esta prolífica tierra empresarial que es Baleares”.  

La presidenta de CAEB ha aprovechado el acto empresarial “tan especial” para anunciar la intención de impulsar desde la patronal balear el ‘DÍA de la EMPRESA en Baleares’, “una jornada que ya se celebra en Comunidades Autónoma como Murcia o Andalucía y que “esperamos que las autoridades nos ayuden a establecer de forma anual en el calendario balear”. Una jornada festiva donde “queremos explicar a colegios, institutos o centros de formación qué es una empresa, cuál es la labor del empresario y todo lo que conlleva la dura labor empresarial”. 

Carmen Planas ha centrado su discurso en la “actitud, una actitud positiva, acompañada de esfuerzo y atrevimiento, para pensar en grande y, de la mano de la innovación y la digitalización, acometer el gran reto que tenemos por delante: el cambio de modelo económico hacia la circularidad”.  

La transformación del modelo económico balear, ha continuado, “no admite dudas, genera el mayor de los consensos y requiere de la implicación de todos. Este gran reto, común a la mayoría de los destinos turísticos como el nuestro, tiene en Baleares un segundo objetivo, no menos ambicioso, que es avanzar y recuperar la competitividad que hemos ido reduciendo a lo largo de los últimos 15 o 20 años, coincidiendo con las últimas dos grandes crisis globales, la financiera de 2008 y la reciente del COVID”. 

Recuperar competitividad 

Como indican los estudios económicos, entre ellos los de la Fundación Impulsa o los que aportan las patronales CEOE o CEPYME, “nuestra economía ha ido perdiendo competitividad tanto dentro de Europa, situándonos en el puesto 148 de 233 regiones, como ante el resto de CCAA de nuestro país. Por ello, creo que la apuesta por la innovación y la transformación digital no se puede demorar más si queremos seguir siendo un destino competitivo, líder. Una economía que, además de generar empleo, también mejore las condiciones de todos, trabajadores, empresarios y sociedad en general”. 

Este es el camino para que la economía balear “se posicione no sólo gracias al ‘sol y playa’, sino que además sea capaz de diversificar la oferta turística (deportiva, cultural, gastronómica) para tener una buena actividad también durante los meses de invierno”.  

Planas ha puesto en valor algunas empresas de Baleares que “son claros ejemplos” de este camino transformador, “cuyas nuevas generaciones apuestan por la renovación sin saber si hay o no acantilado. Solo con apuestas valientes podemos acelerar la transformación hacia el sistema circular, hacia una gran red de valor transversal que comparta medidas que garanticen la sostenibilidad social, económica y medioambiental”.  

La presidenta de CAEB ha señalado también algunos de los retos actuales que se deben “resolver de forma inmediata”. Así, ha recordado que Baleares aún no ha recuperado plenamente la actividad prepandémica. A pesar de disminuir la velocidad de crecimiento, “seguimos cerrando el ‘agujero’ que provocó la pandemia, situándonos a 2,4 puntos del nivel de actividad económica de 2019. De seguir esta tendencia, a finales de año acabaremos por recuperar todo el PIB que la economía balear tenía antes del COVID”. 

El sector servicios es el principal motor que permite a Baleares crear empleo y sortear los problemas que padecen algunos competidores directos. “Sin embargo, ni la robustez del mercado de trabajo ni la buena temporada son suficientes para evitar que el consumo privado siga frenando arrastrado por la pérdida de poder adquisitivo acumulada durante los últimos años”, ha añadido Planas. 

Entre lo que más preocupa en CAEB está la pérdida de fuerza de la inversión, debido a la continua subida de los tipos de interés que limita el acceso a la financiación, el deterioro de la confianza empresarial y la inestabilidad política actual. A la patronal también inquieta que la inflación se mantendrá por encima del objetivo del BCE (situado en el 2%) “y seguirá mermando el bolsillo de los consumidores, al mismo tiempo que el de la actividad de las empresas”.  

Por segundo verano consecutivo “estamos padeciendo en diferentes sectores una alarmante falta de mano de obra y también el déficit de especialización de algunos perfiles”, ha añadido Planas, para recordar que según un reciente informe presentado por CEPYME, siete de cada 10 pymes, que son el 99% del tejido empresarial español, padecen este problema. “Todo y a pesar de tener 30.000 parados en Baleares en pleno agosto. Algo está fallando. Debemos apostar por Baleares como eje del talento de España, impulsando nuevas titulaciones y/o especializaciones en diferentes ámbitos e invertir en mejores programas de formación profesional y continua. Es la única forma de retener el talento y mejorar la competitividad”.  

“Tenemos que ser valientes, proactivos y provocar el efecto contagio” 

La presidenta de CAEB ha defendido el modelo económico balear como “estable, de éxito.  Nuestra industria turística es de primer nivel. Lo fue, lo es y estoy segura de que lo seguirá siendo. Su futuro está bien encaminado porque la mayor parte de los empresarios están apostando por esa transformación hacia la economía circular, imprescindible para proteger nuestro medio ambiente, nuestro valioso y limitado territorio”.  

Para finalizar su intervención, Carmen Planas ha recordado que “debemos ser valientes, provocar el efecto contagio, saber elegir la carta adecuada en cada momento y para cada empresa, saber transformar los modelos de negocio sin olvidar nuestras fortalezas, las que nos han traído aquí. Queremos y debemos impulsar la competitividad global de Baleares. Por este motivo seguimos trabajando para acercar el conocimiento que generamos a las mesas de decisión de empresas e instituciones. Debemos actuar de transmisores para alinear e implicar a todos los actores regionales en procesos tan ambiciosos y trascendentales como es el tránsito hacia un sistema turístico circular”.   

Los actores económicos “tenemos que ser proactivos, no nos conformemos con mirar al de al lado, no nos conformemos con alabar el trabajo, esfuerzo, ímpetu y actitud de los otros. Demostremos de nuevo, como hicieron nuestros padres, que somos referentes, que a imaginación no nos gana nadie, que podemos liderar de nuevo este cambio ya irrenunciable. Un cambio que, además, nos permitirá proteger lo que más valor tenemos, nuestro territorio”.  

Las decisiones que vamos a tomar en los próximos años van mucho más allá de nuestras empresas, van a cambiar el rumbo de las personas, de la sociedad porque sin nosotros, los empresarios y empresarias, no es posible generar puestos de trabajo, riqueza y bienestar a la sociedad. Lo sabemos los empresarios y lo saben quiénes tienen que darnos las herramientas necesarias para liderar y alcanzar todos estos retos que tenemos por delante”, ha concluido la presidenta de la patronal balear.  

CAEB celebra su gala con un gran mensaje: recuperar la competitividad de la empresa balear