lunes. 08.08.2022
ECONOMIA MUNICIPAL

Alcúdia, Santa Margalida y Sant Antoni, los ayuntamientos de Baleares que mejor gestionan sus finanzas

La Sindicatura de Cuentas ha entregado al Parlament un informe sobre la consolidación de las cuentas generales de las entidades locales

Alcúdia, Santa Margalida y Sant Antoni son los tres ayuntamientos de Baleares que, de media, gestionan con más acierto la economía y sus finanzas, según la Sindicatura de Cuentas de Baleares (SCIB).

La SCIB ha entregado al Parlament un informe sobre la consolidación de las cuentas generales de las entidades locales de Baleares, correspondiente al ejercicio 2019, que incluye un listado que los ordena en función de cómo han gestionado sus cuentas, a partir de un "indicador sintético" elaborado por la entidad como resultado de 18 indicadores de la situación económica financiera y presupuestaria.

 

En ese listado, el Ayuntamiento de Alcúdia obtiene el indicador más elevado con un 6,4, seguido de Santa Margalida, con un 6,1 y Sant Antoni de Portmany, con un 5,9.

 

A continuación figuran Santanyí y Ariany (ambos con 5,7), Sant Joan de Labritja (5,6); Sant Josep de sa Talaia, Campos y Selv (los tres con 5,5); y Pollença, Felanitx, Santa Eulàlia e Ibiza (con 5,4).

De los menorquines, el mejor situado es el Ayuntamiento de Es Mercadal con un valor de 5,3, la misma nota que obtienen Muro, Manacor y Deià.

 

A la cola del listado se sitúan Banyalbufar, con un 3,6; Búger con 3,9; sa Pobla y Sant Lluís con un 4; y Lloseta con 4,1.

 

El informe constata que hay diez entes dependientes de entidades locales de Baleares que no realizan ninguna actividad o tienen un nivel de actividad muy reducido, entre los que se encuentran el Patronato Municipal de Deportes del Ayuntamiento de Binissalem, Museo de Inca e Inca Radio (Ayuntamiento de Inca); y el Patronato Molí d'en Gaspar (Ayuntamiento de Llucmajor).

 

También carecen prácticamente de actividad el Museo de Arte Contemporáneo (Ayuntamiento de sa Pobla); el Consorcio Promoción Turística Playa de Muro (Ayuntamiento de Muro), y las fundaciones Ca n'Oliver (Ayuntamiento de Maó); Juegos Mundiales Universitarios Universíada Palma de Mallorca 1999 (Ayuntamiento de Palma), Ciudadela Cultura (Ayuntamiento de Ciudadela de Menorca) y Ernesto Ehrenfeld (Ayuntamiento de Eivissa).

 

Sobre la situación económica patrimonial, la SCIB asegura que las entidades locales de Baleares son "excesivamente solventes a corto plazo", con un indicador de solvencia del 327,7 %, "muy por encima del intervalo de razonabilidad entre un 120 y un 150 %" .

 

El importe es de 860,7 millones que califica de "recursos públicos ociosos". Los entes locales de Ibiza son de los que más recursos líquidos ociosos disponen, con un indicador del 459 %. El Ayuntamiento de sa Pobla, con un 80,8%, es el único que no alcanza el nivel de solvencia razonable del 120%.

 

El indicador de liquidez inmediata es del 217,5%, lo que significa que las entidades locales disponen de efectivo que duplica el importe de las obligaciones inmediatas que deben pagar.

 

Esta ineficiencia en la utilización de la liquidez es consecuencia, entre otras, de la aplicación de la regla de gasto.

 

El remanente de tesorería para gastos generales es excesivo, de 801,6 millones.

 

El 11,1% de los ayuntamientos devuelve a la ciudadanía menos del 70% de lo que le reclama por vía tributaria.

 

La SCIB señala una "significativa dispersión del coste medio anual de personal", de manera que del ayuntamiento con el mayor coste medio anual de personal respecto al menor hay 36.031 euros anuales de diferencia por empleado público. En los ayuntamientos de Andratx, Capdepera, Costitx, Palma y ses Salines, el coste medio (de 48.000, 51.000, 53.000, 54.000 y 52.000 euros, respectivamente), difiere ampliamente del resto de ayuntamientos.

 

Hay 34 entidades locales, el 46,6% del total, que no cumplieron el plazo para rendir la cuenta general del ejercicio 2019. Son los ayuntamientos de Alaró, Andratx, Ariany, Banyalbufar, Binissalem, Búger, Campanet, Consell, Costitx, Escorca, Esporles, Estellencs, Fornalutx, Lloret de Vistalegre, Lloseta, Llubí, Mancor de la Vall, Maria de la Salut, Montuïri, Palma, Petra, Porreres, Puigpunyent, Sant Antoni de Portmany, Sant Joan, Santa Eugènia, Santa Maria del Camí, Sencelles, Sineu, Valldemossa y Vilafranca de Bonany, y las mancomunidades de Es Raiguer, Pla de Mallorca y Tramuntana.

 

El 93,1% de entidades locales incumple los plazos legales (que fijan el TRLRHL y la LSCIB) de las diferentes fases del ciclo presupuestario y rendición de cuentas.

 

El 35,2% de las entidades locales baleares ajusta incorrectamente el remanente de tesorería por los saldos de dudoso cobro. De acuerdo con la estimación de la Sindicatura, la minoración del remanente de tesorería para gastos generales del ejercicio 2019 es de 5,07 millones.

 

Otro 8,2% de las entidades ajusta incorrectamente el remanente de tesorería por el exceso de financiación afectada, con una estimación al alza por 2,3 millones según calcula la SCIB.

Alcúdia, Santa Margalida y Sant Antoni, los ayuntamientos de Baleares que mejor...
Comentarios