jueves. 18.04.2024

El Palma International Boat Show se ha convertido en una cita comercial imprescindible para las empresas náuticas que exponen, tal y como constatan las cifras de la encuesta efectuada por la organización en los expositores. Según los datos, un 96% de los participantes quieren repetir en la próxima edición, y de estos, más de un 20% pide más espacio.

Para la organización, este índice tan elevado de fidelización es la prueba del éxito de la edición que cerró las puertas el pasado domingo en el Moll Vell de Palma.

Más de 32.000 personas visitaron la feria náutica durante los cuatro días de duración, e igualaron, por lo tanto, las cifras de la pasada edición. Un aspecto que han destacado algunos de los expositores es el perfil de los visitantes, muy interesado en conocer y comprar los productos y las embarcaciones expuestos.

El Palma International Boat Show está organizado por el Instituto de Innovación Empresarial de las Illes Balears (IDI), entidad dependiente de la Vicepresidencia y Consejería de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, y Balearic Yacht Brokers Association (BYBA).

La feria náutica ha contado este año con 271 empresas participantes y más de 600 embarcaciones expuestas, más de 250 en el mar, en un recinto ferial de más de 81.000 metros cuadrados. Ha sido una edición que se ha caracterizado por las presentaciones de nuevos modelos de yates y de productos a nivel mundial, y por una gran presencia de veleros, la opción más sostenible de navegación. 

Las embarcaciones y el equipamiento náutico respetuoso con el medio ambiente también han sido los protagonistas, así como la innovación en el sector náutico gracias al Innovation Corner de Yachting Ventures.

El Palma International Boat Show ha acogido de nuevo el Palma Superyacht Village, una sección especialmente diseñada para adquirir o comprar embarcaciones de más de 24 metros de eslora, tanto en vela como motor. El Palma Superyacht Village ha contado con una zona especializada en la reparación y el mantenimiento de embarcaciones, conocida como refit&repair, con la participación de más de 20 empresas líder en la industria náutica, así como también empresas de servicios ubicadas en otras zonas del Village.

Hay que recordar también que el premio Marcial Sánchez Barcáiztegui ha sido para la fundación Marilles, a quien se ha reconocido el trabajo que lleva a cabo de conservación y de concienciación de la preservación del mar, especialmente el esfuerzo por minimizar el impacto ambiental de la actividad humana en el mar, poniendo en valor la pesca artesanal como subsector de pesca que más puestos de trabajo genera y la más respetuosa con el medio.

Este premio es un galardón que otorga la feria a personas o instituciones que han contribuido con su función empresarial, social, medioambiental o deportiva a la promoción del sector náutico en todas sus vertientes.

El Palma International Boat Show conquista a las empresas participantes