miércoles. 24.04.2024

Binter Canarias: Nuevas Formas de Volar

undefined

La semana pasada, respondimos a la amable invitación que recibimos desde las Islas Canarias. Desde el grupo empresarial Binter Canarias se organizó unas Jornadas Aeronáuticas tituladas: “Nuevas Formas de Volar”.

Fueron dos días de conferencias de lo más variado e interesante. Hasta pudimos visitar los hangares que tienen en el Aeropuerto de Gran Canaria, donde la rama de mantenimiento Binter Technic realiza todas las reparaciones de su flota de ATR-72 y Embraer 195 E2. También realizamos una visita al Centro de Control Aéreo de Canarias, gestionado por la empresa estatal ENAIRE. Manuel Arrabal Jefe de Sala del control Aéreo muy amablemente nos explicó todos los secretos que se esconden en un Centro de Control tan importante como el Canario.

La variedad de los Ponentes , cada uno experto en su campo, era excelente y su calidad indiscutible. Empezando por la Cena de Bienvenida realizada el Miércoles por la noche, donde Rodolfo Núñez Consejero Delegado del Grupo Binter Canarias explicó en su intervención los grandes retos que debe afrontar esta “Pequeña y Familiar” empresa canaria. Con 15 empresas formando el consorcio empresarial y unos 1.800 trabajadores, es evidente que están creciendo y afrontando nuevos desafíos.

Durante las jornadas de Jueves y Viernes, pudimos desgranar los aspectos más importantes del futuro de la aviación, no sólo para Binter, sino para el sector en General. Un aspecto que destaca por encima de los demás es la Ecología.

Ecología Aeronáutica

Es una dicotomía, un dragón de dos cabezas o el pez que se muerde la cola, llamadlo como queráis. Hay un evidente interés en reducir la Huella de Carbono, es interesante utilizar Biocombustibles, necesitamos reducir las emisiones de CO2, pero ¿cómo?

Desde la Unión Europea quieren implementar la utilización del Biocombustible llamado SAF (Susteinable Aviation Fuel) con un 2% en 2024, un 5% en 2030 hasta llegar al 65% en 2050. Ahora viene la dicotomía, el SAF es mucho más caro de producir y la capacidad de producción mundial no será capaz de satisfacer la demanda de la aviación en un futuro próximo.

Vaya, que contratiempo, ¿no? Estas decisiones se han tomado en el Parlamento Europeo donde tienen una “Agenda” ecológica que no se puede cumplir. Os invito a leer mi artículo de opinión llamado “La maldición del coche eléctrico” que también serviría para explicar lo que está pasando.

La otra cabeza del dragón, es gravar con un impuesto el Keroseno. Se está planteando cargar 0,37 €/litro cuando el precio actual es de 0,6 €/litro, ¡más de un 50% de carga impositiva! También se están planteando un Impuesto al Billete Aéreo. Traducido al día a día esto supondría unos 100€ más para un billete desde Canarias a un destino Europeo y 50€ para un trayecto interislas. Porque claro, hay que poner impuestos al transporte aéreo por ser contaminante, pues bien la Aviación es responsable de un ridículo 2% de las emisiones de CO2. El proceso que más emisiones produce es la producción de Energía con un 73,2%, seguido de la Agricultura con un 18%. La lista sigue con un 5% de Procesos Industriales o un 4% en el procesamiento de residuos.

undefined
Imagen de las Jornadas Aeronáuticas organizadas por Binter.

Por otra parte, gravar con un impuesto el transporte aéreo, como si fuera perjudicial lo pondría al nivel de Tabaco o el Alcohol, transmitiendo una idea de algo malo y que se debe evitar.

Las Islas Canarias tiene mucho en común con las Islas Baleares, ambos archipiélagos tiene una fuerte dependencia del Turismo y la gran mayoría de los turistas viajan en Avión. ¿Cómo podemos gravar y castigar el modo de transporte que nos da de comer? Ahí tenéis al pez que se muerde la cola. No podemos asfixiar nuestro modelo económico con la “Agenda” Europea en mente.

Se han propuesto diversos modelos de avión eficiente que utiliza hidrógeno, pero no hay que ser muy listo para ver un problema al invento. El hidrógeno se debe almacenar a baja temperatura y alta presión lo que obliga a tener unos depósitos circulares y muy pesados. ¿Dónde los pongo? Normalmente en las alas llevo el Keroseno, pero no puedo llevar los depósitos de Hidrógeno en las alas, sólo me queda una solución: dentro de la cabina sacrificando plazas de pasajeros. ¿En serio? ¿Esta es la solución ecológica? ¿Os podéis imaginar el precio de ese billete de avión, cuando vuela con la mitad de pasajeros?

Creo que desde el Parlamento Europeo no están entendiendo el futuro de la aviación y se mezclan sueños verdes con una utopía ecológica. Espero que el sentido común nos guíe en estos difíciles momentos.

Ya para terminar, informar que desde hace unos años Binter ha comprado una flota de reactores Embraer 195 E2, actualmente tiene 5 aviones en propiedad y esperando ampliar a 5 unidades más. Con estos modernos aparatos de 142 plazas se están expandiendo hacia la Península y Europa, si bien ellos han reducido la capacidad a 132 plazas para tener más espacio entre asientos. Con mi 1.90 metros de altura se agradece en un vuelo de 3 horas. Esta es otra, ya disponemos de vuelos directos desde Baleares a Canarias. Un servicio a bordo poco visto hoy en día, una puntualidad japonesa y un buen precio hacen de esta opción un éxito seguro.

Gracias Binter Canarias, un saludo a las islas más al Oeste desde las Islas más al Este.

Binter Canarias: Nuevas Formas de Volar