viernes. 21.06.2024

Sabores del mundo en Vandal

/img/periodico/img_18936.jpg

Vandal es el nuevo restaurante que Bernabé Caravotta ha abierto en la plaza del Progreso de Palma. Bernabé pertenece a ese grupo de cocineros jóvenes que entienden la cocina como un medio de expresión. No conoce fronteras territoriales, es un ciudadano del mundo. Y así es su cocina. Cosmopolita, viajera, de influencias y sabores muy variados.

 

Inspirados en el Tegui de Buenos Aires la fachada del restaurante tiene un gigantesco grafiti que reclama la atención a distancia. Sin embargo no hay cartel ni indicador alguno, hay que entrar para descubrir qué se esconde detrás de la pared. Dentro hay un espacio de luz tenue, sin separaciones, conectado entre sí, con la cocina vista detrás de una espléndida barra de ladrillo verde. Es un local confortable, íntimo, con una estética cuidada, urbanita.

 

La extensa carta es un viaje por los sabores del mundo que lleva la firma de Bernabé. Está divida en elaboraciones individuales y en platos de pescado y de carne para compartir. Las raciones están pensadas para que puedas crear tu propio menú degustación y se recomienda el maridaje adecuado a cada plato. En él abundan los cócteles en pequeño formato y con una menor graduación para que puedas tomarte tantos como elaboraciones elijas.

 

Para comprender la complejidad de las elaboraciones y la profusión de sabores sirvan estos ejemplos: 

Causa Niguiri de anguila y foie gras. Sobres patatas peruanas típicas está la anguila glaseada con salsa Kabayaki (hecha con la cabeza y las espinas de la anguila), encima el foie gras y la hoja de shiso. Maridado con el cóctel Japanese Old Fashioned, whisky japonés Yamazaki, Yuzu y Jerez.

 

 

Lubina en arcilla roja y espinagada mallorquina. Es éste un homenaje al curanto. Un método que cocina los alimentos enterrándolos bajo tierra sobre piedras calientes. Para obtener esos sabores terrosos la lubina está cubierta de un bloque de arcilla roja y cocinada al papillote en su interior. Se rompe la arcilla en mesa y se marida con Merluzo, un vino blanco de Menorca.

 

 

En todas las elaboraciones están presentes el dominio de la técnica y la complejidad de sabores en boca, abundantes e intensos. Hay referencias, guiños e influencias de cocinas y productos de todo el mundo que se fusionan a partir de su visión personal y cosmopolita. Vandal es garantía de satisfacción.

Sabores del mundo en Vandal
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad