miércoles. 12.06.2024
Los alojamientos turísticos extrahoteleros (apartamentos, alojamientos de turismo rural y albergues) han recibido 110.182 turistas extranjeros en abril, un 20,4% más; que han realizado 463.161 pernoctaciones, un 28,8% más, a pesar de que este año la Semana Santa cayó en márzo y el año pasado en abril.

 

En total, entre los hoteles y los alojamientos extrahoteleros, Baleares ha recibido 886.461 turistas extranjeros en abril, un 3,3% más que el mismo mes del año pasado, que han realizado 3.846.853 pernoctaciones, un 3,7% más.

En el caso de los hoteles de Baleares, han hospedado a 776.329 turistas extranjeros en abril, un 1,3% más que el año pasado; que han realizado 3.437.692 pernoctaciones, un 2,6% más.

A nivel nacional, las pernoctaciones extrahoteleras (en apartamentos, campings, alojamientos de turismo rural y albergues) bajaron un 17,2% en abril, hasta los 9 millones, debido a que la Semana Santa cayó en marzo el año pasado, según los datos provisionales publicados este viernes por el INE.

Las pernoctaciones de residentes bajaron un 38,5% y las de no residentes aumentaron un 4,2%, al tiempo que la estancia media fue de 3,7 noches por viajero.

Según explica el INE, teniendo en cuenta que la Semana Santa cayó en marzo en 2023 y en abril en 2024, si se analizan conjuntamente los datos de los dos meses se observa un crecimiento de las pernoctaciones del 1,9% respecto al mismo bimestre de 2023, con una caída del 7,1% en residentes y un repunte del 9 % en no residentes.

Por tipo de alojamiento, las estancias en apartamentos turísticos bajaron en abril un 10,7%, en tanto que las de campings se redujeron un 25,5%; las de turismo rural, un 29,7%; y las de albergues, un 0,5%.

Los precios de los apartamentos turísticos subieron un 4,7% en abril respecto al mismo mes de 2023, en tanto que los campings se encarecieron un 3,9% y los alojamientos de turismo rural, un 2,9%.

 

Menos estancias en apartamentos, pero más noches

Según estos datos, las pernoctaciones en apartamentos turísticos bajaron un 10,7 % en abril, aunque las noches de estancia aumentaron de media un 4,7 %, hasta 4,7 por viajero.

Las pernoctaciones de los residentes bajaron un 35,8 %, mientras que las de no residentes crecieron un 2,2 %.

En abril se ocuparon el 31,7 % de las plazas ofertadas, un 4,7 % menos que en 2023. El grado de ocupación por plazas en fin de semana fue del 35,5 %, un 6,3 % menos que en 2023.

El 75,5 % de las pernoctaciones las realizaron viajeros no residentes. Reino Unido fue el principal mercado emisor, con el 34,7 % del total.

Canarias fue el destino preferido en apartamentos, con más de 1,9 millones de pernoctaciones y un descenso interanual del 2 %; en tanto que la comunidad de Madrid tuvo la mayor ocupación, con el 79 % de los apartamentos ofertados.

En cuanto a los cámpings, las estancias bajaron un 25,5 % en abril, con un recorte del 43,1 % para los residentes y un incremento del 6,2 % para los no residentes.

En abril se ocuparon el 36,3 % de las parcelas ofertadas, un 8 % menos que en 2023, un nivel de ocupación que fue algo mayor durante los fines de semana, del 37,9 %, aunque también fue mayor la caída interanual, del 10,9 %.

Alemania fue el principal mercado emisor, con el 25,9% del total; en tanto que el destino favorito de los viajeros fue Cataluña, con más de 1,1 millones de pernoctaciones, y un descenso interanual del 26,8%.

Las pernoctaciones en alojamientos de turismo rural también bajaron en abril, un 29,7%, casi un 42,8% las de residentes y un 10,3 % superiores las de no residentes.

Asimismo, se ocuparon casi el 16% de las plazas, un 30,2% menos que en abril de 2023, con un nivel de ocupación en fin de semana del 30,3%, un 20% menos.

El destino preferido de estos viajeros fueron las Islas Baleares, con más de 139.000 pernoctaciones, un 9,6% más que en abril de 2023, y también alcanzaron el mayor grado de ocupación, del 46,4%.

Las pernoctaciones extrahoteleras suben un 28,8 % en abril en Baleares