sábado. 20.04.2024

La inversión hotelera en España rozó el año pasado los niveles prepandemia, con 2.256 millones de euros, a pesar de situarse un 9,3% por debajo de 2021, que fue un ejercicio de récords absolutos, según la consultora de servicios inmobiliarios BNP Paribas Real Estate.
 

La reactivación del sector turístico, con más de 71,6 millones de visitantes, un 14,3 % más que en 2021, y una mejora relevante en el perfil de turista, con una tarifa media diaria por habitación un 23,2% superior a la del ejercicio anterior, fueron factores clave para reforzar la confianza del inversor y cerrar este volumen de inversión.

Sumando las compras de suelos de uso hotelero y operaciones corporativas, la inversión estaría en volúmenes próximos a los 3.000 millones de euros, ha detallado este viernes BNP Paribas Real Estate en un comunicado.
 

En 2022 destacaron operaciones como la compra del Hotel Madrid Princesa por 175 millones de euros por parte de un fondo norteamericano, y del Antiguo Resort Incosol en Marbella, por 150 millones por parte de uno de Luxemburgo.
 

No obstante, lo que llama especialmente la atención es "un nuevo récord histórico de inversiones en activos individuales", con un volumen anual total estimado en 1.881 millones de euros, un 83 % de la inversión hotelera total.
 

A pesar de que los fondos institucionales siguen liderando la inversión, las cadenas hoteleras experimentaron un crecimiento relevante, del 11 % respecto a 2021, lo que muestra la reactivación de la inversión hotelera desde el propio sector turístico, ha resaltado la consultora.
 

Las ventas de carteras fueron muy positivas en 2022, sumando un volumen total de 400 millones de euros, un leve descenso respecto al año precedente, pero aún muy significativo en el total del volumen invertido, destacando la compra por parte de un fondo alemán de un porfolio en Baleares por 165 millones de euros.

El valor de los activos en este sector viene determinado especialmente por su rentabilidad como negocio, por lo que las regiones de Madrid, Andalucía, Baleares y Cataluña, con gran atractivo turístico, son los principales focos de interés.
 

En este sentido, el gran posicionamiento conseguido por Madrid en 2022 le llevó a captar 482,76 millones de euros, lo que representa más de un tercio del volumen total, concentrándose el 70% de las operaciones en hoteles urbanos de gama alta y de baja estacionalidad.
 

Andalucía se situó en segunda posición, con más de 467 millones de euros y 14 operaciones, seguida de Baleares, donde destaca la adquisición del Hotel 7Pines Ibiza por parte de Engels & Völkers, revelando la tendencia alcista de los inversores extranjeros en las islas, las cuales incrementaron su exposición un 50 % respecto a 2021 y un 80 % frente a 2020.

Cataluña, por su parte, registró un descenso respecto al año anterior, debido principalmente a que en el periodo 2021 se firmaron varias operaciones de gran volumen. 

La inversión hotelera en España rozó en 2022 los niveles precovid con 2.256M€
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad