lunes. 15.08.2022
TURISMO

Cifras récord en la ocupación hotelera en Mallorca

La planta de alojamiento registra una ocupación del 93%, hasta cinco puntos superior al verano prepandemia
undefined

Con un 100 % de la planta hotelera operativa en Mallorca (integrada por 840 establecimientos y 200.000 plazas, de las cuales un 68% corresponden a hoteles de 4 y 5 estrella) durante este mes de julio, la ocupación de los establecimientos de Mallorca se sitúa en un 93%.
 

Des de la Federación Hotelera de Mallorca se explica que hay zonas como Palma, Playa de Palma y la zona norte de la isla donde se asientan diferentes establecimientos y cadenas hoteleras que ofrecen un producto muy diferenciado. Tras afrontar ambiciosas reformas y la recuperación de edificios singulares, ofrecen un producto muy vanguardista que ha aportado valor a la zona y que hace que, en momentos muy concretos, se registren ocupaciones del 95%.
 

Estos mismos resultados se replican en otras zonas emblemáticas de la isla por el atractivo de su entorno, donde la oferta prevaleciente son establecimientos independientes con un marcado carácter local arraigado a la cultura mallorquina.
 

Por lo tanto, el pico de ocupación alcanzado este mes de julio ha sido el más alto tras la pandemia, una tendencia que podrá mantenerse si las huelgas existentes y anunciadas por los trabajadores de las compañías aéreas se desconvocan y no se incrementan, de lo contrario habría cambios sustanciales.

Son muchas las variables a sortear en estos momentos por parte de las empresas hoteleras pendientes de las persistentes huelgas de compañías como Lufthansa y Ryanair.



Esta última la más destacada en volumen de pasajeros para el aeropuerto de Palma y que ha anunciado convocatorias de paros hasta enero, lo que provoca que vaya cambiando a diario la planificación de vuelos, con lo esencial y estratégica que es la conectividad para nuestras islas.

Mallorca alcanza niveles superiores a los de un año pre-pandemia, al situarse 5 puntos por encima del registrado en julio de 2019 y 33 puntos por encima del 62% del mismo periodo del año pasado con solo el 63% de la planta abierta.



Mallorca sigue consolidando la tendencia ascendente que empezó en Semana Santa y que llegado el mes de julio supera las últimas cifras prepandemia del mismo mes. Este incremento de la demanda va en consonancia con la escalada ascendente en la recuperación de viajeros a nivel mundial y la remisión de las distintas olas de contagios experimentadas en la pandemia.

Cabe recordar el compromiso del sector hotelero que durante esta temporada ha hecho una apertura prematura (25-45-85-98% de febrero a mayo) y el efecto tractor que esta decisión ha tenido sobre el conjunto de la actividad económica de Mallorca durante dos trimestres consecutivos.

Cabe destacar que, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA ) hechos públicos ayer, la ocupación de este segundo trimestre es un 15% superior al primer trimestre de 2022, y supone la incorporación de 80.200 personas ocupadas más. Lo que supone un total de 612.400 personas empleadas, cifras que sólo se sitúan por debajo de las registradas en los terceros trimestres de 2018-19.

En esto sentido cabe destacar que ocupación no es lo mismo a productividad y seguimos teniendo una signatura pendiente respecto a la formación  (infracualificación) especialmente en el alojativo debido a la especialización que requiere cada vez más requiere un sector tan puntero como el hotelero.

Los únicos sectores en los que sigue bajando el número de personas desempleadas son el de servicios (-18,8%) y agricultura (-11,1%), en el resto se incrementan las personas desempleadas. Mientras que en el territorio nacional las personas ocupadas se incrementan a un ritmo del 4%, en las islas se dobla hasta incrementarse un 8,9%. Esto supone que uno de cada 5 nuevos puestos de trabajo creados en España se ha producido en las Islas Baleares.

A pesar del incremento de la demanda, ésta sin traducirse en una mejora de los márgenes de rentabilidad de las empresas que siguen acarreando las perdidas de las pandemia y los costes operativos derivados del alza inflacionista son muy superiores y no han sido repercutidos porcentualmente en los precios hoteleros.

La presidenta de la FEHM, Maria Frontera ha explicado que "tras una tendencia ascendente consolidada desde Semana Santa, llegado el mes de julio en Mallorca superamos las cifras pre-pandemia debido a la demanda embalsada a nivel internacional que se ha mantenido contenida durante las fases más duras de la pandemia"

"Para agosto se esperan niveles similares a los de julio. Sigue subiendo la demanda para otoño: septiembre mantiene un comportamiento destacable desde hace años y octubre es un mes al alza, pero lejos aún de los datos pre-pandemia" según las previsiones del avance de datos del Monitor de Actividad Hotelera de la FEHM. 

 "No solo somos el sector que más empleo crea, lo que demuestra la competitividad del sector turístico y del alojamiento, sino que además ya creamos más empleo y de calidad que antes de la pandemia" ha remarcado la también vicepresidenta de la patronal nacional, CEHAT, María Frontera, en clara referencia a los datos de la EPA del segundo trimestre hechos públicos ayer "En el sector alojativo hemos hecho los deberes".

Frontera ha advertido "La operativa hotelera está cambiando con cotas de complejidad hasta ahora nunca vistas debido a la situación geopolítica; cambio de hábitos tras la pandemia; necesidad de profesionales más especializados en las centrales para gestionar la digitalización, circularidad, etc; personal más formado para ofrecer una atención personalizada y dar respuesta a  nuevos productos de valor creados tras afrontar ambiciosas reformas. A mayores hay que sumar los efectos de las cancelaciones provocadas por las huelgas de las compañías aéreas  y las restricciones operativas de los aeropuertos". 
 

Cifras récord en la ocupación hotelera en Mallorca
Comentarios