miércoles. 12.06.2024

Unas 675.500 personas tenían trabajo en Baleares entre julio y septiembre y 41.000 estaban en el paro, lo que representa una tasa de desempleo del 5,72%, la más baja de todas las regiones españolas.

Según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves en el Instituto Nacional de Estadística (INE), el incremento anual de población empleada en el tercer trimestre del año en las islas fue de 21.400 personas respecto al mismo periodo de 2022, con una subida del 3,28%.

En comparación con el trimestre anterior, de abril a junio de este año, entre julio y septiembre el empleo aumentó en el archipiélago en 35.200 personas, un 5,5%, la mayor subida trimestral de todas las Comunidades autónomas.

En cuanto al paro, en comparación con el trimestre previo, de julio a septiembre se redujo en 8.400 personas, un 16,68%, la caída más acentuada del país, y en relación al tercer cuarto del año pasado aumentó en 800 desempleados, un 1,94%.

En el conjunto de España, el mercado laboral creó 209.100 empleos en el tercer trimestre, impulsado por los servicios, hasta marcar un récord de ocupación con 21,26 millones de trabajadores.

El número de desempleados aumentó en 92.700, hasta un total de 2,85 millones, de forma que la tasa de paro se incrementa levemente hasta el 11,84%.

La población activa, personas que trabajan o buscan empleo, subió este trimestre en 301.900 personas, hasta los 24,12 millones, marcando también un nuevo récord histórico.

Desde el Ministerio de Asuntos Económicos han destacado que "la buena evolución del mercado de trabajo continuó en el tercer trimestre del año" pese al contexto internacional complejo, gracias a la fortaleza y el dinamismo de la economía.

En términos anuales, el empleo ha aumentado en 720.100 personas, mientras que el desempleo ha disminuido en 125.000 personas, con un descenso de 35.000 en los hombres y de 90.000 entre las mujeres.

El alza de la ocupación se concentró en los extranjeros

Por nacionalidad, el alza de la ocupación se concentró en los extranjeros, con 146.600 empleados más frente a los 62.600 más nacionales, mientras que por sexo aumentó más entre los hombres (130.500 más) que entre las mujeres (78.600 más).

La ocupación aumenta este trimestre en los servicios (138.700 personas más), la industria (98.800) y en la construcción (19.500), mientras que disminuye en la agricultura (47.800 menos).

Por tipo de jornada, crece el empleo a tiempo completo (379.700 personas más) mientras que disminuye tiempo parcial, recortándose así la tasa de parcialidad hasta el 12,6%.

El número de autónomos disminuyó en 60.200 personas, mientras que el de asalariados se incrementó en 266.000, principalmente entre los que tienen contrato indefinido (232.100 más) frente a los temporales (33.900 más), reduciéndose también la tasa de temporalidad al 17,26%.

El empleo privado se incrementó este trimestre en 192.200 personas, situándose en 17,7 millones de personas (máximo desde 2007), mientras que el empleo público aumentó en 17.000, hasta 3,5 millones.

Más desempleo en los servicios

Por nacionalidad, el paro sube este trimestre entre los españoles en 95.100, hasta dejar la tasa de paro en el 11,02%, mientras que disminuye entre los extranjeros en 2.300 con una tasa más elevada de desempleo del 16,49%.

Por sexo, el número de hombres en paro aumenta en 24.400 este trimestre hasta 1.301.800 mientras que en las mujeres el desempleo se incrementa en 68.400, hasta 1.553.400. La tasa de paro femenina es del 13,59% y la masculina, del 10,26 %.

En cuanto a los sectores de actividad, el desempleo se incrementa este trimestre en los servicios, con 35.900 parados más; la agricultura, con 16.900; y en la industria, con 4.700, mientras que cae en la construcción en 21.100.

Por comunidades, las mayores bajadas trimestrales del paro se dan en Castilla-La Mancha (11.900), Baleares (8.400) y Aragón (5.600), mientras que los mayores incrementos se dieron en Madrid, 37.600 parados más, y Andalucía, con 30.700. 

Baleares registró este verano la tasa de paro más baja de España