jueves. 22.02.2024

El paro disminuyó en noviembre en Baleares un 9,72%, lo que supone 3.545 desempleados menos respecto al mismo mes del año pasado, cifrándose la cifra total de parados a día de hoy en las islas en 32.942 personas.
 

Mientras tanto, el paró subió un 4,20% en noviembre (1.237 parados más) si se comparan los meses de noviembre y septiembre de este año.
 

Por lo que se refiere a la afiliación a la Seguridad Social de Baleares, noviembre se cerró con 492.981 afiliados, un 3,26% más que hace un año (15.587 empleados más) y un 15,51 % menos (90.495 trabajadores menos) que en septiembre pasado.
 

En España, el mercado laboral perdió 11.583 afiliados de media en noviembre, hasta los 20,8 millones de ocupados, con un fuerte descenso del empleo en la hostelería, mientras que el número de personas desempleadas registradas en el SEPE descendió en 24.573, hasta los 2,73 millones.
 

Según los datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, el empleo en hostelería cayó en 115.539 personas en un mes habitualmente malo para este sector.
 

El descenso de la afiliación en noviembre está, no obstante, por debajo de la media para ese mes (36.000) del periodo prepandemia, entre 2016 y 2019.
 

En cuanto al paro, según los datos facilitados por el Ministerio de Trabajo, se trata de la segunda bajada más acusada para este mes si se excluyen los años marcados por los efectos de la pandemia, y deja el total en la cifra más baja para un noviembre desde 2007.
 

En el último año, el desempleo se ha reducido en 146.549 personas, mientras que el empleo ha aumentado en 522.443 en cifras medias.
 

El descenso del paro se centró en todos los sectores económicos, con mayor relevancia en los servicios, con 17.335 desempleados menos, y destacando el colectivo sin empleo anterior, con 1.337 parados registrados menos.
 

El desempleo se reduce especialmente este mes de noviembre entre las mujeres, el doble que entre los hombres, marcando con 15.962 paradas menos la cifra más baja desde 2008 (1,64 millones), aunque sigue siendo superior que la de parados (1,09 millones).
 

El desempleo juvenil desciende en 5.588 personas, hasta los 205.979, la cifra más baja en un mes de noviembre de la serie histórica.


Durante el mes se registraron 1,36 millones de contratos laborales, de los que 562.466 fueron de carácter indefinido (un 7,6 % respecto al mes anterior), en tanto que se rubricaron 793.827 contratos temporales, el menor dato en un mes de noviembre del histórico.
 

Dentro de los indefinidos y por tipo de jornada, se firmaron 233.918 a tiempo completo (4,3 % menos), 132.274 a tiempo parcial (12,9 % menos) y 196.274 fijos discontinuos (7,6 % menos).
 

De vuelta a la afiliación, por sectores, el empleo cae en servicios, con 39.244 afiliados menos; mientras que sube en el resto, especialmente en agricultura con 15.132 afiliados más.
 

Por sexo, la afiliación media de las mujeres cae en 7.949, frente a 3.634 entre los hombres, aunque sigue en niveles máximos, con más 9,8 millones de cotizantes, el 47,2% del conjunto de trabajadores.
 

En cifras desestacionalizadas, se suman 10.350 afiliados en noviembre, lo que eleva a 510.444 personas la creación de empleo en los once primeros meses del año.
 

Inclusión también destaca que, en conjunto, ahora hay más de 3,1 millones de afiliados más (3.131.388) con contrato indefinido que en diciembre de 2021, el último mes antes de la entrada en vigor de la reforma.
 

Además, en noviembre, el porcentaje de afiliados con contrato indefinido se sitúa en el 87%, su máximo histórico, y la tasa de temporalidad se mantiene en el mínimo del 13%.
 

Por otra parte, el número de trabajadores en ERTE se mantiene en niveles mínimos, en el entorno de los 11.000, que suponen menos del 0,1% del total de afiliados.

Baleares registra casi un 10% menos de paro que hace un año