jueves. 23.05.2024

Baleares es la región con menor tasa de parados de larga duración. De hecho solo, el 21% de los profesionales se encuentra desempleado desde hace más de 24 meses, lo que representa la cifra más baja de los últimos seis años

 

En total, 14.800 desempleados baleares están en esta situación, lo que supone un 36% menos que la cifra alcanzada hace un año, cuando se registraron 23.200 parados de larga duración.

 

Así lo revela el último análisis realizado por la empresa de recursos humanos Randstad. Para ello, ha tenido en cuenta los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), correspondientes al segundo trimestre, de los años 2008 a 2017.

 

Los datos de las Islas son aún mejores si se tiene en cuenta que comunidades como Asturias y Extremadura llegan al 49% y un 48,6% respectivamente de parados de larga duración y que, por encima de la media nacional (40,7%), también se encuentran Andalucía (42,8%), Galicia (42,5%), Euskadi (42,4%) y Castilla-La Mancha (41,9%).

 

Randstad destaca que en Baleares el 20,6% de los parados lleva más de 24 meses sin acceder a un empleo, lo que supone la cifra más baja de los últimos seis años.

 

Si se analiza la serie histórica, en 2009, se registró la tasa de desempleados de larga duración más baja de toda la serie histórica, con un 3,4%.

 

Desde ese año, este índice ha aumentado durante cinco ejercicios consecutivos, alcanzando el 33,9% en 2014, para luego descender al año siguiente hasta el 27,1% y volver a crecer en 2016 hasta el 28,3%. Respecto a 2008, llama la atención que el peso de estos profesionales en el mercado laboral se ha incrementado en 17 puntos porcentuales.

 

En términos absolutos, en Baleares, 14.800 profesionales se encuentran en esta situación, lo que supone un descenso del 36% respecto al año anterior.  

 

En España, el porcentaje de desempleados de más de dos años representa el 40,7% del total de parados, lo que supone la cifra más baja de los últimos cuatro años y 30 puntos porcentuales más respecto a 2008. Si se analiza la última década, Randstad afirma que, en 2009, se registró la tasa de desempleados de larga duración más baja de toda la serie histórica, con un 10,2%.

 

En análisis también tiene en cuenta la situación de los desempleados de más de dos años según el nivel de formación alcanzado. Randstad destaca que a mayor formación, menor es el índice de desempleados de larga duración respecto del total de profesionales en esta situación.

 

Es decir, los trabajadores con formación académica superior tardan menos tiempo en reincoporarse al empleo tras quedarse en paro. A continuación se encuentran los profesionales con educación secundaria y, por último, aquellos que cuentan con educación primaria como nivel formativo máximo alcanzado.

 

El 44% de los desocupados con formación básica se encuentran en paro desde hace más de dos ejercicios, siendo la cifra más alta. A continuación, se sitúan los que han cursado estudios secundarios (38,2%) y, en última posición, los que tienen estudios superiores (29,6%).

 

En esta línea, Asturias y Extremadura son las comunidades con mayor porcentaje de desempleados de larga duración, con un 49% y un 48,6% respectivamente. Por encima de la media nacional (40,7%), también se encuentran Andalucía (42,8%), Galicia (42,5%), Euskadi (42,4%) y Castilla-La Mancha (41,9%).

Comunitat Valenciana (40,7%), Murcia (39,9%), Cantabria (39,7%) y Madrid (39,7%) se sitúan inmediatamente por debajo de la tasa registrada en España. A continuación, están Canarias (39,1%), Aragón (39,1%), Catalunya (38,2%) y Castilla y León (37,5%). En las últimas posiciones, se encuentran La Rioja (36,7%), Navarra (31,2%) y Baleares (20,6%).

Baleares, la comunidad con menor tasa de parados de larga duración