domingo. 14.04.2024

El año 2024 arrancó con un incremento del 3% de los contratos indefinidos a tiempo completo, frente al descenso de los indefinidos a tiempo parcial y de los fijos discontinuos, que se han moderado tras el impulso que ganaron con la entrada en vigor el año pasado de la reforma laboral.

Según los últimos datos del Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe), en el mes de enero se rubricaron 506.622 contratos indefinidos, 23.648 menos que en el mismo mes de 2023, pero aún el doble de los suscritos al arranque de 2022, previo a la entrada en vigor los cambios que introdujo la reforma laboral que impulsaron la contratación estable.

Dentro de estos indefinidos, se suscribieron 243.365 contratos a jornada completa (6.922 más que en enero de 2023, pero 100.000 más que en ese mes de 2022).

Por contra, los contratos indefinidos a tiempo parcial, que casi se duplicaron en enero de 2023 hasta los 119.895, se ha reducido al inicio de este año, un 2,5% hasta los 116.889.

De igual manera, los fijos discontinuos, que en enero de 2022 apenas supusieron 26.426 contrataciones, se multiplicaron por más de seis con la reforma laboral, si bien este último mes de enero se han recortado hasta los 146.368, con 27.600 contratos menos que un año antes.

De los contratos indefinidos firmados en enero, el 48% son a jornada completa, el 23% a jornada parcial y el 29% son fijos discontinuos.

Suben los temporales, sobre todo a tiempo parcial

Junto con este avance de la contratación indefinida y a tiempo completo, los acuerdos temporales también han comenzado el año al alza, con 678.978 contratos, 8.535 más que un año antes, aunque la mitad que en enero de 2022.

Los contratos temporales avanzan tanto en las jornadas a tiempo completo, con unos 1.500 más, como a tiempo parcial, unos 7.000 más.

Y es que, tras la reforma laboral, la contratación indefinida pasó de representar apenas el 10% de los contratos suscritos, al casi 43% de la actualidad.

El 2024 arrancó con un descenso de los contratos indefinidos y fijos discontinuos, al rubricarse 23.648 y 27.600 menos que en enero de 2023, pero con un aumento de los temporales, en concreto, con 8.535 acuerdos suscritos más que hace un año.

En total, el número de contratos registrados en el mes de enero ascendió a 1,18 millones de contratos laborales, 15.149 menos que el año pasado y 400.000 menos que cuando empezó 2022.

Patronal y sindicatos valoran la estabilidad laboral

Para patronal y sindicatos, los datos demuestran la mayor estabilidad en el empleo, ya que han ganado peso los indefinidos (41% del total) y, dentro de estos, la modalidad más estable, la realizada a tiempo completo (el 48% de estos fijos).

Para UGT, "que haya menos contratos no es un aspecto negativo sino un indicador de que la reforma laboral está funcionando" ya que "muchas personas trabajadoras que antes encadenaban varios contratos temporales en un mismo mes, ahora tienen un contrato indefinido".

CCOO, por su parte, señala que en enero el 87% de la población asalariada ya tenía contrato indefinido y que los fijos discontinuos solo suponen el 5% de la población asalariada (antes de la reforma eran el 2,5%).

Para la CEOE, este incremento de la contratación indefinida y a tiempo completo registrado en enero tiene relación además "con el descenso de las actividades estacionales vinculadas a contratos temporales".

El año arranca con más contratos indefinidos a tiempo completo y menos fijos discontinuos