miércoles. 24.04.2024

 

 

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha inaugurado esta obra acompañada por la alcaldesa del municipio, Catalina Riera; la vicepresidenta y consellera de Innovación, Investigación y Turismo, Bel Busquets; el conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, y por diferentes representantes municipales y de otras empresas ferroviarias del Estado.

 

La presidenta ha puesto de relieve que, a partir de ahora, los ciudadanos podrán ahorrarse el transbordo que hacían en la estación de Enlace y llegar, así, más rápido y cómodos a su destino. También ha destacado que con “la electrificación de este tramo se reducirán un 60% las emisiones contaminantes y la Administración ahorrará anualmente 1.060.000 euros”.


 

La electrificación ha supuesto la inversión en materia ferroviaria más importante de estos 3 años: 30 millones de euros para el tramo de Manacor y hasta 40 millones de euros en total si se suma el tramo de Sa Pobla, operativo desde finales de octubre.


 

En total, se han electrificado 46 km: Enlace – Manacor (32 kilómetros) y Enlace – Sa Pobla (14 kilómetros). La UTE que ha realizado la obra es la integrada por SIEMENS-MAN y la empresa mallorquina SAMPOL.


 

El proyecto de electrificación del tren hasta Manacor ha supuesto la instalación de 32 kilómetros de catenaria a lo largo del recorrido y se han construido 4 subestaciones (fuentes de alimentación de energía en la catenaria) en Enlace, Sant Joan, Petra y Manacor.


 

La electrificación supondrá, una vez pasado el primer mes de adaptación del servicio, hacia 8 minutos menos de duración del viaje aproximadamente. Los usuarios con origen o destinación Manacor y los pueblos del recorrido del corredor se ahorran el transbordo obligado a la estación de Enlace, de manera que no tendrán que cambiar de tren a mitad de camino y, por lo tanto, irán directos a su destino, más cómodamente.


 

Además, como los trenes son eléctricos, se incrementa el confort y se reducen el ruido y las vibraciones. Por otro lado las emisiones de CO2 se reducen un 60% y cada año se ahorrarán 1.060.000 euros.

La red ferroviaria de Mallorca ya es eléctrica al 100%