domingo. 19.05.2024

La dependencia de Mallorca de sus principales vías de entrada, puerto y aeropuerto, tiene un efecto directo en la economía y en la conectividad. El Puerto de Palma es la principal vía de entrada de mercancías en la isla y los estibadores son la mano de obra especializada que manipula gran parte de estas cargas.

Desde 2003 el sector de la estiba en el puerto de Palma no contaba con un convenio actualizado lo que supone un atraso frente a otros puertos del Mediterráneo al igual que el hecho de que el puerto de Palma no disponga todavía de una infraestructura terminalística a la altura de la necesidad de la isla.

Se ha firmado el acuerdo entre trabajadores y empresas con una duración de 10 años. Este ajuste garantiza el desarrollo económico del sector e implica la estabilidad salarial y la mejora de las prestaciones sociales. La firma del convenio implica además el incremento de la productividad del sector y fija una etapa de vaso social y Concordia en el puerto de Palma.

En este sentido y en base a las mejoras económicas, horarias y productivas, las empresas del sector serán más competitivas consolidándose y ganando estabilidad. Todas estas mejoras se trasladan a la ciudadanía que es el usuario último del puerto y que merece terminales y servicios dignos de una comunidad autónoma que depende económicamente de la conectividad.

Los estibadores del Puerto de Palma ya tienen su convenio colectivo